Recompensando a los desertores: cuánto paga Corea del Sur a los norcoreanos que cruzan la frontera con información útil

Soldados de Corea del Sur vigilan la frontera con Corea del Norte. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte es una de las más vigiladas del mundo.

Descifrar lo que ocurre en Corea del Norte es un reto difícil.

El régimen de Pyongyang es uno de los más cerrados del mundo, en el que las autoridades ejercen un control extremo sobre la información.

Las noticias que salen de sus fronteras suelen ser versiones oficiales o, en su defecto, el fruto del análisis de los cuerpos de inteligencia extranjeros que revisan con meticulosidad cada detalle que les pueda saber más sobre el gobierno del presidente Kim Jong-un.

Este desafío es especialmente importante para Corea del Sur, país que se juega su existencia en su capacidad para descifrar lo que ocurre en Pyongyang, con el que firmó en 1953 un armisticio que puso fin a las hostilidades de la guerra en la península coreana, pero que nunca derivó en un acuerdo final de paz.

Por ello, Seúl tiene una política de pagos para recompensar a los desertores que escapen de Corea del Norte y ofrezcan información valiosa sobre lo que ocurre allí.

El monto varía de acuerdo con la relevancia de la información y acaba de ser cuadruplicado, después de 20 años sin haber sido modificado.

Recompensa

El gobierno de Corea del Sur anunció que a partir de ahora entregará hasta unos US$860.000 a aquellos desertores norcoreanos que ofrezcan información que ayude a aumentar la seguridad del país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los analistas de inteligencia buscan todas las pistas disponibles para descifrar lo que ocurre en el gobierno de Kim Jong-un.

También pagará otros montos a los soldados norcoreanos que deserten portando armas.

Según explicó el ministerio de Unificación de Corea del Sur habrá fondos disponibles para quienes traigan de Corea del Norte desde aviones y tanques hasta armas pequeñas.

El monto a pagar en cada caso será determinado según la relevancia del armamento.

Un proceso costoso

El pago a los desertores también apunta compensarlos por lo difícil y costoso que es salir de Corea del Norte.

Quienes intentan hacerlo a través de la frontera con China corren el riesgo de ser detenidos y repatriados por las autoridades chinas, para luego ser condenados a largas penas de prisión en Corea del Norte.

Por eso, muchos prefieren intentar escapar directamente hacia Corea del Sur con la ayuda de traficantes de personas, pero estos con frecuencia exigen grandes sumas a cambio de sus servicios.

Temas relacionados

Contenido relacionado