Escuchas telefónicas: la Casa Blanca dice que la acusación de Trump contra Obama no era para ser tomada literalmente

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El portavoz de la Casa Blanca conversó con los periodistas el lunes.

Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, dijo que la denuncia sin presentar pruebas hecha por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que acusó a su antecesor, Barack Obama, de haber intervenido su teléfono, no era para ser tomada literalmente.

Spicer indicó que el mandatario se había referido en un sentido amplio a "la vigilancia y otras actividades" cuando hizo la denuncia en un mensaje que publicó en su cuenta de Twitter, el 4 de marzo.

Trump acusó a Obama de intervenir sus teléfonos en octubre, durante la campaña presidencial, pero no presentó pruebas que respaldaran sus declaraciones.

"¡Terrible! Acabo de enterarme de que Obama tenía mis 'comunicaciones intervenidas' en la Torre Trump justo antes de la victoria. No se encontró nada. ¡Esto es McCarthyismo!", tuiteó Trump, citando la persecución a comunistas en EE.UU. liderada por el senador Joe McCarthy en los años 50.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "¡Terrible! Acabo de enterarme de que Obama tenía mis 'comunicaciones intervenidas' en la Torre Trump justo antes de la victoria. No se encontró nada. ¡Esto es McCarthyismo!".

"Qué bajo cayó el presidente Obama al pinchar mis teléfonos durante el sagrado proceso electoral. Es Nixon/Watergate. ¡Tipo malo (o enfermo)!", publicó en otro mensaje en Twitter.

Sin embargo, en sus declaraciones del lunes, Spicer sugirió que el presidente no acusó a su antecesor específicamente.

"El presidente usó la palabra escucha telefónica entre comillas para referirse en un sentido más amplio a la vigilancia y otras actividades", indicó Spicer.

"Existe una serie de tácticas que se pueden utilizar para monitorear a alguien ya sea a través de intervenciones telefónicas u otras formas", añadió sin dar detalles.

Spicer también señaló que Trump se estaba refiriendo a las acciones del gobierno de Obama y que no estaba acusando al expresidente directamente.

Más tiempo

Tras la acusación de Trump a Obama, algunos senadores republicanos expresaron públicamente su preocupación por la gravedad de la denuncia y prometieron ir hasta el fondo del asunto.

Por eso, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha pedido más tiempo para investigar y presentar información sobre las denuncias.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "Simplemente falsa", así calificó un portavoz de Obama la denuncia de Trump.

El comité de Inteligencia del Congreso había establecido el lunes como día límite para que ese despacho presentara evidencia de las denuncias hechas por Trump, pero una vocera indicó que necesitaban más tiempo para investigar y determinar si existen "documentos sensibles".

El comité indicó que le daría al Departamento de Estado hasta el 20 de marzo para cumplir con su solicitud.

Tras los mensajes de Trump en la red social, la Casa Blanca no ha respaldado las denuncias del mandatario con evidencias.

En cambio, le ha pedido al Congreso que examine la denuncia en el marco de una investigación sobre la supuesta intervención de Rusia en las elecciones estadounidenses del año pasado, en las que el candidato republicano resultó electo.

La acusación de Trump fue negada casi de inmediato por un portavoz de Obama y por un exdirector de inteligencia nacional, James Clapper.

El vocero del expresidente demócrata dijo que la acusación es "simplemente falsa".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Kellyanne Conway dijo que tampoco cuentan con pruebas.

La principal asesora de la Casa Blanca, Kellyanne Conway, indicó que no tenía ninguna prueba para respaldar las denuncias sobre escuchas telefónicas pero indicó que "ahora hay muchas maneras de vigilar".

"Puedes vigilar a alguien a través de sus teléfonos; sin duda, por medio de sus televisores, hay un número de maneras… microondas que se convierten en cámaras. Sabemos que esto es un hecho en la vida moderna", le dijo Conway al periódico Bergen County Record de New Jersey.

Contenido relacionado