Risas, llamadas a la calma y amenazas: por qué Gibraltar desató una polémica entre Reino Unido y España por el Brexit, la salida británica de la Unión Europea

Theresa May Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Theresa May desestimó la posibilidad de ir a un conflicto armado con España por causa de Gibraltar.

Las tensiones generadas en torno al futuro estatus de Gibraltar -el pequeño territorio británico de ultramar ubicado en el sur la Península Ibérica- una vez que Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) dieron pie a insinuaciones belicistas que han hecho reír a la primera ministra británica, Theresa May.

"¿Al defender la soberanía de Gibraltar habrá parloteo o guerra con España?", le preguntó este lunes un periodista a la mandataria británica usando una famosa frase de Winston Churchill, quien dijo que siempre es mejor hablar incansablemente que ir a la guerra.

"Definitivamente habrá mucho parloteo", le respondió May, quien se río frente a los periodistas al ser preguntada sobre la posibilidad de una guerra por la disputa sobre Gibraltar.

La pregunta y su aclaratoria se desprendían de unos comentarios hechos el domingo por Michael Howard, un exlíder conservador británico y miembro de la Cámara de los Lores, quien dijo que May sería tan firme con Gibraltar como lo fueMargaret Thatcher con las Malvinas/Falklands en 1982, cuando fue a la guerra con Argentina para defender la soberanía británica sobre estas islas bajo disputa.

"Esta semana se cumplen 25 años desde que otra mujer primer ministro envío una fuerza militar a través de medio mundo para defender la libertad de otro pequeño grupo de ciudadanos británicos en contra de otro país de habla hispana", dijo Howard, en unas palabras que algunos críticos calificaron de "apocalípticas".

May dijo que en las negociaciones del Brexit buscará asegurar "el mejor acuerdo posible en comercio y otros asuntos" para la futura relación de Reino Unido y Gibraltar con la UE.

"Lo que estamos haciendo con todos los países de la UE es sentarnos a hablar con ellos. Vamos a estar hablando con ellos acerca de cómo conseguir el mejor acuerdo para Reino Unido y para esos países, incluyendo a España", agregó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los gibraltareños votaron masivamente para quedarse dentro de la Unión Europea.

Poco antes de las declaraciones de la primera ministra británica, Alfonso Dastis, ministro de Exteriores de España, también quitó hierro al asunto y llamó a la calma.

"El gobierno español está un poco sorprendido del tono que se ha generado en Reino Unido, un país tradicionalmente caracterizado por su flema. Está claro que esta cuestión de Europa, y el tema de Gibraltar no es más que una de manifestación de esa cuestión, la tradicional flema británica brilla por su ausencia", afirmó.

¿Poder de veto?

Las tensiones en torno a Gibraltar se elevaron en los últimos días luego de que el pasado viernes el Consejo Europeo distribuyóentre los 27 miembros restantes de la UE un borrador de la estrategia que seguirá el bloque en sus negociaciones para la salida de Reino Unido, una vez que Londres ya invocó la semana pasada el artículo 50 del Tratado de Lisboa para poner en marcha oficialmente su retiro de la UE.

El texto señala que ningún acuerdo sobre la futura relación entre Londres y el bloque será aplicable a Gibraltar sin contar con el consentimiento de España, dando a este país implícitamente un derecho a veto.

Se trata de una de las posibilidades que temían los 30.000 habitantes de este enclave británico, de apenas 7 kilómetros cuadrados y cuya única frontera terrestre es con España, y lo que explica que en el referendo sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea el 95,9% de los ciudadanos de Gibraltar votó a favor de permanecer dentro del bloque comunitario.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar, aseguró que están siendo tratados de forma injusta.

"Es inaceptable", reaccionó ante el borrador del Consejo Europeo el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, máxima autoridad de ese territorio que dispone de facultades para gobernarse de forma autónoma en todos los ámbitos menos en política exterior y defensa.

En declaraciones a la BBC, Picardo reclamó que Gibraltar estaba siendo tratado de una forma "injusta, innecesaria y claramente discriminatoria" y recordó que España mantiene vetado un acuerdo aéreo entre la UE y Ucrania desde hace cinco años.

El secretario británico de Exteriores, Boris Johnson, también reaccionó a la noticia a través de un mensaje en su cuenta de Twitter: "Como siempre, Reino Unido seguirá implacable y como una roca en su apoyo a Gibraltar".

En el Parlamento de Westminster también hubo muestras de respaldo a las autoridades del Peñón.

El parlamentario Jack Lopresti dijo que España estaba usando el Brexit como tapadera para "causar problemas", mientras que su compañero de bancada Bob Neill aseguró en un mensaje en Twitter: "No habrá traición".

Baza

Gibraltar pasó a manos británicas en 1713, cuando España lo cedió por el Tratado de Utrecht, que puso fin a la larga Guerra de Sucesión española.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Gibraltar es un territorio de 7 kilómetros cuadrados rodeado de agua y unido al continente europeo a través de España.

Durante mucho tiempo España ha buscado recuperar o, al menos, compartir la soberanía sobre el Peñón con Reino Unido, una posibilidad rechazada por el 99% de los gibraltareños durante un referendo realizado en 2002.

Sin embargo, la salida de Reino Unido de la UE ha puesto en manos de España una baza inesperada para intentar negociar un acuerdo que le permita avanzar en sus objetivos.

La han sabido aprovechar: según le dijo a la BBC una fuente de la UE, la inclusión de Gibraltar en el borrador de la estrategia europea de negociación se produjo luego de que España promovió esa iniciativa entre sus socios.

Hasta ahora, la pertenencia de Reino Unido y de España a la UE permitía que el bloque se mantuviera al margen del contencioso territorial y favorecía la búsqueda de acuerdos.

"(Ahora) hay una diferencia. Tras la activación del Brexit hay una unión de 27 miembros y solo uno de los lados de la disputa está representado", dijo al respecto un alto funcionario de la UE al diario The Guardian.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Unas 30.000 personas viven en Gibraltar.

"Lo que dice el texto es en serio. Cualquier extensión del acuerdo (tras el Brexit) a Gibraltar, que es un territorio disputado, exigirá el apoyo de España. España debe aprobar la aplicación de un acuerdo futuro a Gibraltar", agregó.

Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno español, expresó su satisfacción por lo ocurrido.

Indicó que consideran que ha quedado claro el reconocimiento de la UE a la "situación jurídica y política" que ha defendido España.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo al momento de activar el Brexit esta semana que Reino Unido desea una asociación especial y profunda con la UE que incluya un acuerdo de libre comercio.

Ahora España podría tener un derecho a veto sobre esa posibilidad.

*Esta nota fue publicada originalmente el 31 de marzo de 2017 y ha sido actualizada para reflejar los últimos acontecimientos.

Temas relacionados

Contenido relacionado