Reino Unido: la multa que llevó a los tribunales a unos padres que decidieron que su hija faltara a clases para irse de vacaciones

Jon Platt y su esposa Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jon Platt (quien aparece en la foto con su esposa, Sally) se negó a pagar la multa.

Al británico Jon Platt le impusieron una multa de US$150.

¿La razón? Decidió que su hija faltara unos días a clase para que la familia pudiera irse de vacaciones.

En América Latina puede parecer extraño que los padres sean penalizados por las ausencias escolares de sus hijos.

Pero en Inglaterra no.

Si los Platt hubieran viajado en el período vacacional escolar inglés, el costo de esas mismas vacaciones pudo haberse incrementado en un 50%, de acuerdo a cálculos hechos por empresas que se dedican a la industria turística.

Así que para pagar un poco menos, el señor Platt hizo las reservas para unos días diferentes y la familia se fue a Florida, Estados Unidos, pese a que la escuela a la que asistía la niña no había autorizado la ausencia.

Y eso fue lo que generó la multa.

Derechos de autor de la imagen DGLIMAGES
Image caption El costo de los viajes en los períodos vacacionales escolares puede ser mucho más elevado.

Prohibido faltar

En Inglaterra, las reglas con respecto a las ausencias escolares son muy estrictas.

Si una escuela registra una ausencia no autorizada, la municipalidad a la que está adscrita la institución educativa puede emitir una multa de US$75 por niño.

Si el pago no se hace en 21 días, la penalización asciende a US$120.

Platt estuvo en desacuerdo con el pago de la multa. Consideraba que la asistencia de su hija a la escuela era buena y que la decisión final acerca del bienestar de la niña dependía de él.

Pero la opinión de la Municipalidad de la Isla de Wight -a la que pertenece la escuela de la pequeña- no pensaba lo mismo, así que llevó el caso a los tribunales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los reglamentos con respecto a las ausencias en Inglaterra son muy estrictos.

Penalidad

En mayo del 2016 la corte de primera instancia falló a favor de Platt.

Pero la municipalidad apeló y el caso llegó a la Corte Suprema, que este jueves emitió una sentencia en contra del padre.

El caso de Platt ha sido emblemático porque la gran mayoría de los padres en Inglaterra se identifican con su situación.

El manejo estricto de las faltas escolares ha ocasionado una distorsión en el sector turismo.

Las empresas saben que si una familia quiere irse de vacaciones -y evitar problemas legales y roces con la escuela- no tiene más alternativa que viajar en el período que estipula el cronograma escolar.

Por esta razón, los costos por los mismos servicios aumentan considerablemente en las fechas en las que los niños están de vacaciones.

Contenido relacionado