United Airlines cambia su política de reservas después del episodio del pasajero que sacaron violentamente de un avión

Avión de United Airlines Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption United Airlines desató indignación global cuando un pasajero fue sacado a rastras de un vuelo la semana pasada.

La aerolínea estadounidense United Airlines cambiará su política de dar asientos a último minuto a su personal en vuelos llenos.

El anuncio surge después de que un hombre fuera sacado a rastras de forma violenta de un avión el domingo pasado.

El hecho ocurrió porque la línea aérea necesitaba asignar asientos a cuatro miembros de su personal en un vuelo lleno.

Media playback is unsupported on your device
El momento en que sacan a un hombre a la fuerza de un avión de United Airlines

La aerolínea afirmó que en el futuro se adjudicarán las plazas a miembros de la tripulación al menos una hora antes del despegue.

United Airlines indicó que la nueva medida tiene el objetivo de mejorar el servicio a sus clientes.

El doctor David Dao perdió dos dientes y sufrió una fractura de nariz cuando fue extraído a la fuerza de su asiento en un avión en Chicago.

Indignación global

El incidente provocó indignación global y extensas críticas a la empresa después de que los videos de los hechos fueron vistos y compartidos por millones de personas en internet.

La hija del hombre afectado, Crystal Dao Pepper, dijo posteriormente en una conferencia de prensa en Chicago que la familia estaba "asqueada" por lo que había ocurrido.

Agentes de seguridad arrastraron a Dao en un avión que estaba a punto de despegar de Chicago hacia Louisville, Kentucky.

El médico, un vietnamita-estadounidense, se rehusó a salir del vuelo cuando la tripulación lo eligió al azar después de que ningún otro pasajero aceptó dejar su asiento.

Dao señaló que necesitaba regresar a su casa para ver a sus pacientes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La hija del doctor Dao criticó el tratamiento que la aerolínea dio a su padre.

Entonces fue arrastrado por el pasillo de la aeronave mientras los otros pasajeros miraban horrorizados.

Su abogado afirmó posteriormente que Dao sintió que la experiencia había sido "más terrible y desgarradora que cuando tuvo que partir de Vietnam".

El incidente provocó manifestaciones en el Aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago y se convirtió en un desastre de relaciones públicas para United Airlines.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El activista de derechos humanos, reverendo Jesse Jackson, condujo protestas en el principal aeropuerto de Chiago.

La situación empeoró cuando en su respuesta a los hechos, el presidente ejecutivo de la aerolínea, Oscar Munoz, no mencionó ningún uso de fuerza excesiva.

"Este es un evento terrible para todos aquí en United. Me disculpo por tener que reacomodar a estos clientes", dijo en una declaración.

También indicó que el doctor Dao se mostró "perturbador y belicoso".

Días después, Munoz, que enfrentó llamados para que renunciara en peticiones en internet que recibieron miles de firmas, indicó que sentía "remordimiento y vergüenza" y prometió que nunca volvería a ocurrir algo similar.

La aerolínea ofreció compensación para todos los pasajeros a bordo del vuelo de United el domingo.

Temas relacionados

Contenido relacionado