Estados Unidos: Arkansas aplica la primera doble ejecución de los últimos 17 años en medio de la polémica por su maratón de muertes

Jack Jones y Marcel Williams Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jack Jones (izq) y Marcel Williams fueron ejecutados luego de que tribunales dieron autorizaciones de última hora para que se cumpliera su sentencia.

La noche de este lunes, Estados Unidos registró la primera doble ejecución de prisioneros condenados a muerte en 17 años en el estado de Arkansas.

Dos sentencias de muerte fueron cumplidas en el estado del centro de EE.UU. que ha estado envuelto en una polémica por su intención de ejecutar a ocho prisioneros en 10 días.

La Corte Suprema de EE.UU. fue la última instancia en revisar el caso de Jack Jones, un hombre de 52 años quien fue declarado culpable en 1996 por la violación y asesinato de Mary Phillips.

El máximo tribunal rechazó una solicitud de última hora que pedía detener su ejecución, lo que dio luz verde para que el prisionero recibiera la inyección letal y fuera declarado muerto a las 19:20 local (00:20 GMT).

Otro juzgado federal levantó una orden de suspensión que había para Marcel Williams, por lo que los funcionarios de la prisión Cummins Unit ejecutaron al hombre sentenciado a la pena capital en 1997 por el secuestro, violación y asesinato de Stacy Errickson.

El hombre murió a las 22:33 local (03:33 GMT), cumpliéndose así las dos ejecuciones programadas para el lunes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los ocho sentenciados a muerte (izq. a der., arriba): Bruce Ward, Don Davis, Ledell Lee, Stacy Johnson, (abajo) Jack Jones, Marcel Williams, Kenneth Williams y Jason Mcgehee.

Texas había sido el último estado en ejercer una doble ejecución en un mismo día en el año 2000.

En el caso de Arkansas, el calendario de ejecuciones para ocho prisioneros en 10 días anunciado a inicios de abril marcaba un hecho sin precedentes desde que EE.UU. reinstauró la pena de muerte en 1976.

Sin embargo, las peticiones de suspensión ante los tribunales de las defensas de los sentenciados han generado una batalla legal entre abogados y fiscales.

Lo ajustado del calendario de ejecuciones se debía a que un sedante que es usado previo a la aplicación de la inyección letal tiene como fecha de caducidad el 30 de abril, lo que ha generado más polémica.

Las prisiones de EE.UU. se han visto en problemas para conseguir los fármacos que se aplican en la inyección letal debido a la renuencia de las farmacéuticas de proporcionar esas fórmulas.

De ahí el apuro de Arkansas para utilizar su sedante, midazolam, cuyo uso en el pasado ha levantado sospechas de no ser efectivo para evitar que los sentenciados a muerte sufran una muerte lenta y dolorosa.

Tres de ocho

En la primera ejecución en Arkansas desde 2005, el prisionero Ledell Lee murió por inyección letal el pasado jueves, siendo el primero de los ochos sentenciados en ser ejecutado.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Lee fue condenado por un homicidio ocurrido en 1993.

A ellos se suman los casos de Jones y Williams, quienes habían expresado en los días pasados aceptación de su castigo por los crímenes que cometieron.

"No pediría ser perdonado, pues no tengo derecho", había escrito Jones en una carta, mientras que Williams expresó su deseo de no haber cometido los crímenes, "pero ya no puedo hacerlo", dijo.

Sin embargo, las ejecuciones de los otros cinco prisioneros siguen en vilo.

Kenneth Williams es el próximo en la lista de ejecuciones y su sentencia podría cumplirse este próximo jueves, pero sus abogados están buscando detenerla ya que dicen que su cliente padece de una discapacidad intelectual.

Bruce Ward y Don Davis eran los primeros en la lista de ejecuciones, pero al igual que Jason Mcgehee y Stacy Johnson obtuvieron recursos judiciales para suspender sus ejecuciones.

La fiscal general del estado, Leslie Rutledge, se ha comprometido a luchar en cada tribunal para lograr las ejecuciones como estaban previstas.

Temas relacionados

Contenido relacionado