EE.UU.: Trump saca la partida de gastos de la construcción del muro con México de la negociación del presupuesto federal

Donald Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Trump insistió en Twitter que apoya el muro y que será construido.

Marcha atrás.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aparcó su exigencia de incluir fondos para la financiación de la construcción del muro fronterizo con México de la negociación del presupuesto.

Trump suaviza así su postura con el objetivo de lograr un consenso sobre el presupuesto federal en el Congreso y así evitar tener que incurrir en un cierre parcial del gobierno sin no se aprueba hasta el viernes.

Los demócratas habían amenazado con bloquear el proyecto de ley de presupuesto si se destinaba dinero al muro.

La asesora del presidente Kellyanne Conway dijo que la financiación para el muro quedaría fuera del presupuesto que debe ser aprobado el viernes.

Sin embargo, más tarde el presidente insistió en Twitter que apoya el muro y que será construido.

Su realización y que sería pagado por México, fue una promesa de campaña clave de Trump.

Si se confirma que el proyecto del muro es excluido del presupuesto y se cierra un pacto con los demócratas, se podría evitar que el gobierno se quede sin fondos y tenga que cerrar esta semana.

En una reunión privada con miembros de medios conservadores el lunes por la noche, Trump podría estar dispuesto a abrir una línea de financiación para construir el muro más adelante este mismo año.

Y Conway confirmó a Fox News que el muro no necesita ser financiado esta semana, pero sigue siendo una "prioridad muy importante".

Trump, contra la pared, por Jon Sopel, editor de BBC en América del Norte

Fue la pieza central de la campaña electoral de Trump.

Habrá un muro de la frontera y en cada acto electoral gritaba: "¿Y quién va a pagar por ello?" Y la multitud rugía como respuesta: "¡México!".

Excepto que el gobierno mexicano dejó en claro que de ninguna manera.

Así que cuando el presidente Trump se mudó a la Casa Blanca, dijo que, al principio, podría requerir que los contribuyentes estadounidenses adelantaran la financiación de su construcción, pero el dinero sería recuperado de México en una etapa posterior.

Ahora, el presidente, acercándose a sus 100 días en el cargo, se encontró con otro muro y muy sólido: el presentado por los senadores demócratas en oposición a sus propuestas.

Ellos son capaces de bloquear las propuestas de gastos, por lo que el director de presupuesto de la Casa Blanca tendrá que reescribir sus planes, restando los fondos para el muro fronterizo.

El presidente tuiteó este martes: "No dejen que los medios falsos digan que cambié mi posición con respecto al muro, que se construirá y ayudará a detener las drogas, la trata de personas, etc.".

En algún momento puede muy bien construirse, pero esto ha sido una dura lección sobre la diferencia entre la campaña y el gobierno.

Sin retraso

Trump había propuesto una financiación de US$1.500 millones para el muro a través del Congreso como parte de su presupuesto, que financia a las agencias federales hasta el final del actual año fiscal.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Personas de origen indígena también protestaron contra la construcción del muro en la frontera.

El plan unió a los demócratas en una frente unánime.

Y algunos republicanos con votantes en distritos a lo largo de la frontera también fueron muy críticos, conscientes de que tienen una gran población hispana.

Pero la Casa Blanca insiste en que el muro debe ser construido, y no admitirá un "retraso".

"Las prioridades no han cambiado", dijo el portavoz Sean Spicer.

"Se construirá el muro", añadió.

Es importante prevenir la trata de personas, las pandillas como la MS-13, el flujo de drogas ilícitas y la inmigración ilegal, agregó.

Temas relacionados

Contenido relacionado