La Unión Europea aprueba los lineamientos para negociar el Brexit con Reino Unido

Ángela Merkel. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La canciller alemana, Ángela Merkel, camina hacia el lugar donde se firmó el borrador con los lineamientos.

La Unión Europea (UE) acordó este sábado los lineamientos básicos para negociar con Reino Unido su salida del bloque, el proceso conocido como Brexit.

Los líderes de los 27 países de la UE se reunieron en Bruselas, Bélgica, y sólo les tomó 15 minutos aprobar de forma unánime y firmar el borrador de ocho páginas que recoge las guías fundamentales o "líneas rojas" para sentarse a dialogar con Reino Unido.

La reunión no contó con un representante británico.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien presidió las conversaciones en Bruselas, escribió en su cuenta de Twitter que "el firme y justo mandato político" para las conversaciones estaba listo.

La negociación para el Brexit iniciará una vez se conozcan los resultados de las elecciones generales en Reino Unido, convocadas para el próximo 8 de junio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, señaló que el "mandato político" está listo para negociar el Brexit con Reino Unido.

La fecha límite para completar las negociaciones es el 29 de marzo de 2019, dos años después de que se activara el llamado Artículo 50 por parte del gobierno británico para formalizar su voluntad de escindirse del bloque.

Funcionarios europeos señalaron que la aprobación de los lineamientos comunes no tomó más de un minuto.

El jefe negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, señaló ante los medios tras la firma del borrador: "Estamos listos. Estamos juntos".

Por su parte el secretario británico para el Brexit, David Davis, anotó que espera que las conversaciones entre ambos bandos se realicen con la mejor buena voluntad.

"No hay duda que esas negociaciones son las más complejas que Reino Unido va a afrontar en mucho tiempo. Serán duras y algunas veces vamos a ver confrontación", agregó.

Las líneas rojas

En una carta enviada a los líderes de los 27 países previamente a la reunión en Bruselas, Tusk había resumido esas "líneas rojas" en "la gente, el dinero e Irlanda": temas a definir antes de cualquier negociación con el gobierno británico y las relaciones que se establecerán con la isla tras la salida del bloque de países.

Esto es:

"La gente": según el borrador firmado, las conversaciones buscarán primero garantizar los derechos de residencia de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido, así como la de los británicos que residen en los países de la Unión Europea.

"El dinero": llegar a un acuerdo para el pago por parte del gobierno británico de las obligaciones como estado miembro de la Unión Europea. Ese monto ha sido calculado en US$65 mil millones. Funcionarios británicos señalaron que no podían alcanzar esa suma y habían ofrecido un pago neto de US$25 mil millones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las negociaciones del Brexit comenzarán una vez se conozcan los resultados de las elecciones generales en Reino Unido el próximo 8 de junio.

"Irlanda": Reino Unido debe garantizar que no va a crear una frontera "dura o física" entre la República de Irlanda (que pertenece a la Unión Europea) e Irlanda del Norte (que pertenece a Reino Unido).

En este asunto, reportes locales habían señalado que el primer ministro irlandés, Enda Kenny, le había pedido a los otros países miembros de la UE que Irlanda del Norte recibiera estatus de miembro de forma automática si la gente que vive en sus provincias vota por unirse a la República de Irlanda.

El secretario del Brexit por parte de Reino Unido, David Davis, había dicho que en caso de que ocurriera "un voto semejante", Irlanda del Norte podría "convertirse en un país miembro de la Unión Europea".

Duro divorcio

En varias ocasiones, el gobierno británico había solicitado que mientras se cumple la implementación de estos requisitos se fueran adelantando las negociaciones de comercio bilateral, pero el bloque de los 27 países ha rechazado esa solicitud.

"Personalmente, desearía que Reino Unido no hubiera escogido marcharse de la UE. Pero la mayoría de los votantes británicos lo decidió de otro modo", dijo Tusk antes de la cumbre de este sábado.

"Pero ahora debemos hacer todo lo que podamos para que el proceso de divorcio sea lo menos doloroso posible para la UE", agregó.

"No debemos castigar una decisión, pero al mismo tiempo es claro que Europa sabe cómo defender sus intereses. Y Reino Unido va a tener una posición menos favorable afuera de la Unión Europea que la que tiene ahora dentro del bloque", dijo el presidente de Francia, Francois Hollande.

Contenido relacionado