Suraj Prakash Vaid, el hombre que ya ha salvado a 92 víctimas de accidentes de tránsito

Suraj Prakash Vaid Derechos de autor de la imagen Mansi Thapliyal
Image caption Suraj Prakash Vaid ha ayudado a víctimas de accidentes de tráfico durante más de tres décadas

La mayoría de los médicos de las unidades emergencia de los hospitales estatales de Nueva Delhi conocen a Suraj Prakash Vaid. Al ex taxista de 66 años le llaman "el hombre de la hora de oro".

Este apodo se refiere a los 60 minutos inmediatamente después de un accidente potencialmente mortal. Lo que le sucede a una víctima durante ese tiempo es vital para sus posibilidades de supervivencia.

Durante más de tres décadas, Vaid ha conducido a las víctimas de accidentes de tránsito a diferentes hospitales de la capital de India mientras otros transeúntes simplemente no hacían nada.

"He salvado a 92 personas hasta la fecha, he registrado casos de accidentes con la policía, comparecido ante el tribunal como testigo y salvaguardado los objetos de valor de las víctimas hasta que llegaron sus parientes", le dijo a la BBC.

Según la Comisión de la Ley de India, el 50% de las muertes en carretera en el país podría haber sido evitado si las víctimas hubieran recibido atención médica dentro en los primeros 60 minutos después del accidente.

Sin embargo, una encuesta realizada por la Fundación SaveLife, un grupo que aboga por la seguridad vial, encontró que el 74% de los transeúntes indios se negaron a ayudar a las víctimas de accidentes de tránsito, la mayoría citando molestias legales, repetidos interrogatorios policiales y largas esperas en hospitales como las razones para no involucrarse.

Derechos de autor de la imagen Mansi Thapliyal
Image caption Vaid también visita a las víctimas de accidente luego que han sido dadas de alta del hospital.

Vaid responde a los pedidos de auxilio en su viejo y golpeado teléfono móvil. Armado con un botiquín de primeros auxilios, viaja en motocicleta para vencer los atascos de tráfico.

A lo largo de los años, su reputación de ayudar a las víctimas de accidentes se ha extendido tan ampliamente que las asociaciones de conductores de Nueva Delhi tienen su número de móvil y lo llaman cuando se enteran de uno. Incluso su auto tiene sus números de teléfono escritos, instando a la gente a llamar en caso de un accidente.

A menudo los taxistas y la gente local lo llaman o envían imágenes de accidentes al teléfono móvil de su hijo.

"Conozco la importancia de la hora de oro. Cuando llego al sitio del accidente, me encargo de dirigir a la gente a llamar a la policía o a la ambulancia", dijo.

Derechos de autor de la imagen Mansi Thapliyal
Image caption Vaid guarda en su teléfono un registro de todas las personas que ha ayudado.

"Si hay un retraso en conseguir una ambulancia debido al tráfico, pongo a la víctima en un taxi o un auto que pasa. Una vez que el conductor del vehículo sabe que soy responsable de la víctima y me ocuparé de la policía y el personal del hospital, están listos para ayudar".

Varias veces ha tenido que permanecer lejos de casa toda la noche para completar las formalidades médico-legales después de que las víctimas de accidentes sean admitidas a los hospitales.

En mayo del año pasado, la Corte Suprema de la India dictaminó que los "buenos samaritanos" estarían protegidos contra el acoso.

Vaid trabaja con los conductores de camiones y las asociaciones de taxistas para sensibilizar sobre la necesidad de ayudar a las víctimas de accidentes e informarles sobre la nueva ley.

Sus padres eran refugiados de Pakistán que perdieron su hogar y sus medios de subsistencia, forzándolo a convertirse en chofer de taxi después de abandonar la escuela en el noveno grado.

Vaid comenzó un servicio de taxi turístico en asociación con un amigo en 1986. Cuando tenía 24 años, presenció un accidente automovilístico. Dice que logró llevar a las víctimas al hospital y prometió no alejarse de los sitios de accidentes de tránsito.

Derechos de autor de la imagen Mansi Thapliyal
Image caption Muchas de las personas que ha rescatado de los accidentes se mantienen en contacto con Vaid.

Los abogados y los jueces han apreciado sus esfuerzos de presentarse ante los tribunales cada vez que es nombrado como testigo en un caso de accidente. Él dice que es algo que no le importa hacer pues siente que es un pequeño precio a pagar por salvar una vida.

La policía de la ciudad le ha dado certificados y premios en efectivo, y el gobierno también le ha dado un premio de sensibilización de seguridad vial.

"Hemos reconocido su coraje y su servicio desinteresado para ayudar a las víctimas de accidentes. Sus inscripciones meticulosas en un diario nos han ayudado a culpar a los culpables en los casos de abandono de la escena. Necesitamos más buenos samaritanos como él para crear conciencia sobre la conducción peligrosa y ayudar a los que están en peligro", dijo a la BBC Brajesh Singh, un alto funcionario de la policía de tráfico de la capital india.

A lo largo de los años, Vaid ha mantenido un archivo de fotocopias de las denuncias policiales que ha presentado en casos de accidente, así como certificados médico-legales de los hospitales de la ciudad que mencionan su nombre por llevar a las víctimas de accidentes.

"La gente suele ser útil, pero espera a que alguien más tome la iniciativa. La policía, el personal del hospital y los médicos siempre han sido de inmensa ayuda. Me conocen por mi nombre."

"No tengo sed de reconocimiento por parte del gobierno ni estoy buscando fondos para ayudarme a comprar un vehículo o medicinas para los heridos", dijo.

"Incluso algunas víctimas no me recuerdan o me contactan después de que son dados de alta de los hospitales. Yo no miro hacia atrás, hago lo que tengo que hacer y lo seguiré haciendo hasta que me muera".

Pero no todos han olvidado la oportuna ayuda de Vaid.

Compensación

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Más de 140.000 personas mueren en accidentes de tráfico en India cada año

Satish y Mina Hari de Canadá aún se mantienen en contacto con él, 25 años después de que ayudó a salvar a cuatro miembros de su familia de un accidente de tráfico fatal con un camión del ejército en el distrito Ajmer de Rajastán.

Vaid condujo 65 kilómetros con cinco miembros del ejército críticamente heridos y cinco miembros de la familia de Hari al hospital del ejército en Jaipur.

La familia de Suresh Sharma, un empleado ferroviario, quien fue atropellado por un auto mientras cruzaba una carretera, también está en contacto regular con el señor Vaid. No sólo Vaid llevó a Sharma al hospital, sino que le pidió al conductor que le pagara una indemnización.

Vaid también lleva unos cuantos metros de tela de color ocre en su botiquín de primeros auxilios para cubrir a las víctimas femeninas de accidentes, ya que los curiosos a menudo toman fotografías de ellas en los lugares donde se producen accidentes.

"Ninguna mujer debe estar desnuda en la calle, sangrando y pidiendo ayuda, me aseguro de cubrir a una dama con el paño, ya que es vulnerable cuando está herida o inconsciente", dijo.

"La policía debe procesar a quienes toman imágenes de víctimas de accidentes y debe haber protestas públicas contra tal insensibilidad".

Temas relacionados

Contenido relacionado