Estados Unidos y China firman acuerdo comercial: cómo es y qué ganan las dos mayores economías del mundo

Trump y Xi Jinping Derechos de autor de la imagen JIM WATSON
Image caption China ha pasado de ser el "enemigo económico" de EE.UU., según Trump, a un socio comercial.

El país que Donald Trump calificara hasta hace poco de "enemigo económico" o "manipulador de divisas" ha sido presentado este viernes como un socio comercial.

Estados Unidos y China, los dos mayores economías del mundo, acaban de anunciar un acuerdo para ampliar los negocios entre ambas naciones.

Atrás quedaron los días en los que Trump decía que los chinos se habían "aprovechado de nosotros [los estadounidenses] como nadie lo ha hecho en la historia" y que habían cometido "el robo más grande en la historia mundial a Estados Unidos".

Ahora, el Departamento de Comercio estadounidense ha dado la bienvenida a los inversores chinos tras anunciar un pacto que, según el secretario de Comercio, Wilbur Ross, reducirá el déficit comercial que su país registra en las negociaciones con el gigante asiático.

El intercambio de productos entre ambas naciones ascendió a US$648.200 millones en 2016.

Pero de esta cantidad, solo US$169.300 millones corresponde a las exportaciones estadounidenses a China.

Los chinos, en cambio, salieron beneficiados con ventas por el valor de US$478.900 millones, ya que son el mayor proveedor de bienes manufacturados a este país. Una diferencia que Trump ha criticado mucho.

Derechos de autor de la imagen JIM WATSON
Image caption Donald Trump y Xi Jinping acordaron iniciar las negociaciones durante su reunión en Mar-a-Lago.

Este anuncio marca el primer resultado tangible de las conversaciones iniciadas entre ambos países el mes pasado y ha sido recibido como una muestra de que Trump rebajará el tono combativo contra el gobierno de Xi Jinping.

Muchos esperaban que también se abordara la realidad política, en especial, la crisis entorno a las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

Pero el viceministro de finanzas chino, Zhu Guangyao, lo ha descartado alegando que los asuntos económicos no deben ser politizados.

Los 10 puntos del acuerdo

1. China abre la puerta a la carne de res estadounidense

China prohibió en 2003 las importaciones de carne de res desde Estados Unidos. El pasado mes de septiembre, anunció que levantaría este veto. Sin embargo, hasta ahora nada había cambiado.

El nuevo acuerdo estipula que se reanudará la venta de este producto a Pekín "lo antes posible, pero no más tarde que el 16 de julio de 2017", según el comunicado del Departamento de Comercio.

2. El pollo chino vuela a EE.UU.

A cambio, China podrá comenzar a exportar "cuanto antes" pollo cocido a Estados Unidos. El pollo crudo, sin embargo, deberá esperar, aunque el gobierno norteamericano se compromete a tramitar antes del 16 de julio de este año una propuesta de ley que abra las puertas a este tipo de importaciones.

3. "Transparencia" en las certificaciones de productos

Ocho productos biológicos norteamericanos están a la espera de que la agencia de seguridad biológica china apruebe su comercialización, entre ellos, los transgénicos.

China se compromete a no pedirles más información de la necesaria para evaluar su seguridad, a "operar con transparencia" y a no demorarse más de 20 días en certificar a los que superen las pruebas.

4. Gas natural licuado

Estados Unidos permitirá a China importar gas natural licuado estadounidense. Un punto importante, ya que los chinos buscan desde hace algunos años diversificar sus fuentes de energía para depender menos del carbón.

Derechos de autor de la imagen Pool
Image caption Estados Unidos podrá desde ahora exportar gas natural licuado a China.

5. Calificaciones crediticias

China permitirá a las firmas financieras extranjeras ofrecer a clientes chinos calificaciones crediticias.

6. Sin sanción

Estados Unidos ampliará otros seis meses una medida de "no acción" contra el banco de liquidación chino Shanghai Clearing House, que caducaba este mes. Ahora podrá renovarse con un límite de tres años.

La entidad no había declarado ante las autoridades norteamericanas sus actividades de comercio de productos derivados, pero el gobierno había acordado suspender de manera temporal la investigación de esta infracción. Ambos países negociarán ahora un pacto de cooperación en este sector.

7. Adiós al monopolio en el sector financiero chino

El gobierno chino deberá hacer los trámites necesarios para que empresas de pago electrónico cuyo capital sea 100% estadounidense puedan empezar a solicitar una licencia para operar en China con yuanes.

Hasta ahora, la compañía local UnionPay tenía el monopolio de las tarjetas de crédito en esta divisa. Con esta medida, firmas como Mastercard o Visa podrán entrar al mercado.

8. No discriminar a los bancos chinos

Las autoridades estadounidenses se comprometen a no discriminar a los bancos chinos y aplicarles los mismos estándares de regulación que al resto de entidades financieras extranjeras.

Derechos de autor de la imagen China Photos
Image caption Mastercard y Visa podrán operar en yuanes.

9. Bonos del Estado

China emitirá antes del 16 de julio de 2017 bonos del Estado y licencias de negociación de acuerdo a dos entidades financieras estadounidenses.

10. La nueva ruta de la seda

Estados Unidos reconoce la importancia del plan de inversiones y negocios impulsado por China bajo el nombre de la Nueva Ruta de la Seda.

El gobierno de Xi Jinping ha invitado a 110 países a una cumbre que se celebrará la próxima semana en Pekín con el fin de establecer lazos económicos y fomentar las inversiones en infraestructura que el país asiático realiza en el extranjero. EE.UU. ha accedido a enviar una delegación.

Temas relacionados

Contenido relacionado