La Casa Blanca niega que el presidente Donald Trump pidiera al exdirector del FBI que cerrara la investigación sobre los lazos de Michael Flynn con Rusia

Donald Trump Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump despidió a Comey de forma inesperada.

La Casa Blanca negó este martes la información publicada por medios en EE.UU. de que el presidente Donald Trump pidió al exdirector del FBI, James Comey, que cerrara la investigación sobre los lazos del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn con Rusia.

La información fue publicada inicialmente en la tarde de este martes por el diario The New York Times, que cita un memorando que habría sido redactado por Comey tras una reunión con Trump en febrero.

"Espero que puedas dejar pasar esto", le habría dicho Trump a Comey en referencia a la investigación del "caso Flynn" sobre los vínculos del exasesor de la Casa Blanca con el gobierno de Moscú, según el New York Times.

En un comunicado, la Casa Blanca dijo que Trump "nunca pidió a Comey" -quien fue despedido por la Trump la semana pasada- "o a cualquier otra persona acabar ninguna investigación, incluyendo la referente al General Flynn".

La noticia surge un día después de que medios en EE.UU. informaran de que el presidente estadounidense había compartido información altamente confidencial con funcionarios rusos en una reunión que mantuvieron la semana pasada en Washington.

Este martes Trump defendió su "absoluto derecho" a compartir información con el canciller ruso, Sergei Lavrov.

Derechos de autor de la imagen AFP/MINISTERIO DEL EXTERIOR RUSO
Image caption El presidente Donald Trump recibió al canciller ruso Sergei Lavrov en la Casa Blanca el pasado 10 de mayo.

¿Qué dijo Trump?

Dos personas con conocimiento del memorando, las cuales no están identificadas, son las fuentes que cita The New York Times en su reporte de este martes.

El documento escrito por el entonces director del FBI dice que Trump le dijo: "Espero que puedas allanar el camino y dejar pasar esto, dejar ir a Flynn".

"Él es un buen tipo. Espero que lo puedas dejar ir", dice el documento.

La respuesta que le dio Comey fue: "Estoy de acuerdo en que es un buen tipo", según el diario.

El exfuncionario habría escrito el memorando "inmediatamente después de la reunión", la cual ocurrió el pasado 14 de febrero, un día después de que Flynn presentó su renuncia.

El que fuera consejero de Seguridad Nacional, que estuvo solo 24 días en el cargo, renunció por las revelaciones de que tuvo contactos con el embajador ruso, Sergei Kislyak, a quien le aseguró que EE.UU. levantaría las sanciones económicas sobre Rusia.

Los expertos creen que, ya que las conversaciones se dieron antes de que Trump asumiera la presidencia, Flynn habría incurrido en un delito. pues las personas sin cargo público no pueden hacer tareas de diplomacia.

El inicio de la presidencia de Trump ha estado marcado por una serie de controversias sobre posibles vínculos de su entorno con intereses rusos.

Media playback is unsupported on your device
Renuncia el asesor de seguridad nacional de Donald Trump, Michael Flynn

"Influir en una investigación"

Según las fuentes de The New York Times, Comey había escrito memorandos de todas las reuniones y llamadas que tuvo con Donald Trump, algunos de los cuales son clasificados.

Los creó para "documentar lo que él percibe como esfuerzos indebidos del presidente para influir en una investigación en marcha", según el diario.

Sin embargo, la Casa Blanca rechaza esta información que ha sido retomada por todos los medios de Estados Unidos este martes.

"El presidente tiene el máximo respeto por nuestras agencias de seguridad, y todas las investigaciones. Esta no es una representación verídica o exacta de la conversación entre el presidente y el señor Comey", dijo el gobierno de EE.UU.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption James Comey fue designado como director del FBI en 2013 por el presidente Barack Obama.

La semana pasada, el presidente Trump anunció el despido de Comey como director del FBI, a quien le dijo a través de una carta que no ora capaz "de liderar de forma efectiva al Buró (Federal de Investigaciones".

También le advirtió que lo mejor sería que no hubiera "grabaciones" de las conversaciones que mantuvieron y que luego estas fueran filtradas a la prensa.


Se está formando una tormenta: Anthony Zurcher, BBC News en Washington

Una persona no sube tan alto como lo hizo James Comey en el gobierno federal sin aprender a cubrir su retaguardia.

Con esta última bomba de The New York Times, está claro que el exdirector del FBI, quien fue despedido sin honores por el presidente, está preparado para ser el último en reír.

Por el momento, la Casa Blanca está negando la descripción de la conversación que los dos hombres tuvieron poco después de que el presidente despidiera a Michael Flynn.

En una situación de "tu palabra contra la mía" como esta, sin embargo, el hombre que escribió los memorandos en el momento -memorandos, en plural- tendrá la ventaja.

Comey goza además de una reputación de independencia, y el enfrentamiento se ve aún más siniestro para el presidente.

Como vicefiscal general, Comey frenó a la administración de George W. Bush durante un enfrentamiento sobre la legalidad del programa de vigilancia del gobierno.

También resistió las duras críticas de los demócratas sobre su manejo de la investigación del servidor de correo electrónico de Hillary Clinton el año pasado.

Si testifica ante un comité del Congreso que el presidente ejerció una presión indebida para poner fin a una investigación en curso sobre Flynn, sus palabras serán un duro golpe.

Se está formando una tormenta.


Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El general retirado Michael Flynn se vio obligado a dejar su cargo de consejero de Seguridad Nacional tras menos de un mes de su llegada al cargo.

Piden que Comey testifique

Legisladores demócratas expresaron este martes su preocupación por los señalamientos en la prensa, por lo que han planteado que Comey debe comparecer ante el Congreso.

La senadora demócrata Dianne Feinstein dijo que es "absolutamente" necesario que Comey testifique: "Creo que debemos celebrar una audiencia con un comité completo sobre esto", expresó.

El líder de los senadores demócratas, Chuck Schumer, aseguró que quedó "sacudido" por estas informaciones y dijo que "el país está siendo puesto a prueba en una forma sin precedentes".

Por su parte, el republicano Jason Chaffetz, quien preside el Comité de Supervisión de la cámara baja, informó que solicitó al FBI toda la documentación relacionada con las comunicaciones entre Comey y el presidente, para lo cual dio un plazo hasta el 24 de mayo.

La solicitud de Chaffetz fue respaldada por el presidente de la Cámara de Representantes, el también republicano Paul Ryan,

Mientras, el republicano Kevin McCarthy expresó dudas sobre los señalamientos de la prensa, pues consideró que hay "una gran cantidad de acusaciones y muy poca verdad".

Contenido relacionado