El reino que surgió en la Edad Media y que una secta religiosa en República Democrática del Congo quiere revivir incluso con violencia

Mapa de la RDC en 1913 Derechos de autor de la imagen Wikimedia Commons
Image caption El Reino del Congo estaba en la costa Atlántica.

Aprovecharon la oscuridad de la noche para lanzar el ataque.

En medio de disparos y enfrentamientos, seguidores del líder de un movimiento religioso, identificado por algunos como el profeta Ne Muando Nsemi, irrumpieron en la prisión en donde éste se encontraba detenido.

Nsemi, quien dirige a la secta Bundu dia Congo, fue liberado durante el asalto, así como al menos 3.000 prisioneros que se encontraban en la misma cárcel, de acuerdo a fuentes del Servicio Africano de la BBC.

Se indicó que varios prisioneros fueron muertos por la policía.

El ataque a la prisión de Makala estuvo a cargo de unos 300 milicianos y ocurrió el pasado miércoles en las cercanías de Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo.

Nsemi, un antiguo profesor de Química de la Universidad de Kinshasa, se opone al gobierno del presidente de ese país, Joseph Kabila, y quiere restablecer el Reino del Congo, fundado alrededor de 1.400 D.C.

"Soy un arcángel, un ancestro viviente, un dictador divino (…) el que gobierna al león, el hombre que se enfrenta a las situaciones difíciles. No vine a hablar con seudopolíticos, sino a imponerles mi voluntad. Soy el iluminado (…)", dijo Nsemi hace varios meses tras reunirse con Kabila.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Se estima que 3.000 prisioneros escaparon de la cárcel de Makala.

Orígenes reales

El Reino del Congo estaba ubicado en la costa del Océano Atlántico, en el oeste de África. Su territorio ocupaba parte del norte de la actual Angola y una porción de la República Democrática del Congo y Gabón.

"Era el estado más grande y poderoso de África Central en el siglo XV. Era una monarquía centralizada con nobles que tenían gran influencia. En el siglo XVI, su capital, Mbanza Congo, era una ciudad muy organizada", refiere un análisis histórico realizado por el Museo Británico, en Londres.

La zona en la que estaba el Reino era de vegetación abundante y tierra fértil.

"África Central, rica en minerales y recursos naturales, fue una importante región comercial por cientos de años", de acuerdo al Museo Británico.

Y ese territorio geográfico es el que Nsemi, quien también es parlamentario, quiere restaurar.

"Pero es imposible que logre su objetivo. No es factible revivirlo porque el mundo ha cambiado mucho desde esa época histórica. Implicaría modificar los límites fronterizos con Angola, por ejemplo, y eso no sería aceptado", afirma Venuste Nshimiyimana, del Servicio Africano de la BBC.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Joseph Kabila ha estado en el poder desde 2001.

Regreso al pasado

La secta Bundu dia Congo se describe como un "grupo religioso con una visión global" y fue fundado en 1969, de acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El movimiento promueve el "renacimiento de los valores espirituales, culturales, sociales y morales de los africanos, así como la recuperación de los recursos en la región geográfica del Reino. Además, busca el establecimiento de un sistema político y administrativo descentralizado que le permita controlar su destino político y económico", indica el documento elaborado por la ONU.

Emery Makumeno, corresponsal de la BBC en Kinshasa, coincide con este punto e indica que lo que los seguidores de la secta quieren retroceder a la época previa a los cambios que se produjeron tras la llegada de los exploradores portugueses, lo que ocurrió en 1.480.

"Además, el movimiento tiene un componente xenófobo que pretende que todas las personas que no son oriundas de la región, se vayan", afirma Makumeno.

Y prosigue: "El mismo Nsemi ha dicho que Kabila no es congolés sino ruandés, y que por eso tiene que renunciar a su cargo e irse a Ruanda".

Ne Muando Nsemifue detenido después de que lanzara un llamado a la insurrección y a derrocar a Kabila.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ne Muando Nsemi fue capturado en su casa (en la foto) y enviado a prisión.

Despertar

Según un informe elaborado por Human Rights Watch, las enseñanzas de Nsemi "se basan en las visiones que le fueron reveladas por el espíritu de su gente".

En los últimos 10 años, tanto él como sus seguidores han estado involucrados en enfrentamientos entre la milicia de Bundu dia Congo y cuerpos policiales.

Sin embargo, Félix Prosper Basse, portavoz de la Misión de Paz de la ONU en la República Democrática del Congo, indica que nota un cambio a raíz de incidentes recientes, de acuerdo a lo que reportaron varios medios.

"Estamos viendo un renacimiento de la secta. No habíamos escuchado mucho de ellos. Habían mantenido un bajo perfil, pero ahora están volviendo a las armas".

Contenido relacionado