Reino Unido eleva a "crítico" su nivel de alerta terrorista y espera un ataque "inminente" tras el atentado de Manchester

Theresa May Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La primera ministra Theresa May dijo que personal militar será desplegado por Gran Bretaña para garantizar la seguridad pública.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, informó este martes que su país enfrenta una amenaza "inminente", por lo que el nivel de amenaza terrorista del país ha subido de "severo" a "crítico".

El anuncio de May llega después de que este lunes por la noche un atentado dejó 22 personas muertas y otras 59 heridas tras un concierto de la cantante Ariana Grande en la ciudad de Manchester, al noreste de Inglaterra.

"Los trabajos de investigación llevados a cabo durante el día han revelado que existe una posibilidad que no podemos ignorar: hay un grupo amplio de individuos ligados a este ataque", dijo May.

La mandataria explicó que los organismos que evalúan las amenazas terroristas determinaron que "deberían incrementarse" el nivel de alerta a "crítico", que es el máximo de la escala.

"Esto significa que la evaluación no es solo que hay una alta probabilidad de ataque, sino que un futuro ataque es tal vez inminente", advirtió la primera ministra.

El gobierno británico destinará recursos adicionales para los organismos de seguridad y desplegará "personal militar armado" en apoyo a los agentes de policía en puntos clave del país.

En ese marco, May también confirmó que el gobierno ha puesto en marcha la "Operación Temporer", un plan de emergencia a largo plazo para emplear a soldados en lugares públicos.

Derechos de autor de la imagen Joel Goodman/LNP
Image caption Una joven herida sale escoltada por varios agentes de policía minutos después del ataque al Manchester Arena.

La noche del lunes, miles de personas dejaban el Manchester Arena, un inmueble de espectáculos con aforo de 21.000 personas, cuando un atacante suicida hizo detonar un explosivo.

El responsable fue identificado como Salam Radaman Abedi, un británico de 22 años con familiares de origen libio.

El autodenominado Estado Islámico reivindicó el atentado perpetrado por "uno de los soldados del califato" en represalia contra "infieles" y por las "trasgresiones a la tierra de los musulmanes", dice un mensaje de la organización extremista.

Temas relacionados

Contenido relacionado