Por qué es tan inusual que Reino Unido eleve su alerta terrorista a nivel crítico y por qué se teme un ataque "inminente" tras el atentado de Manchester que dejó 22 muertos

Policías armados en un operativo en Manchester. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los operativos policiales en Reino Unido comenzaron un día después del atentado en Manchester.

Un día después del atentado en Manchester que provocó la muerte de 22 personas, los servicios de seguridad de Reino Unido anunciaron lo inevitable: la alerta de amenaza terrorista en el país será elevada a nivel "crítico", la máxima categoría.

Es algo que no pasaba en 10 años.

La primera ministra británica Theresa May explicó por qué se tomaba esa decisión.

"No es solo que hay una alta probabilidad de ataque, sino que un futuro ataque es tal vez inminente".

May también informó de que el gobierno británico destinará recursos adicionales para los organismos de seguridad y desplegará personal militar armado en apoyo a los agentes de policía en puntos clave del país ante la posibilidad de un nuevo atentado como el sucedido el lunes después de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

Por su parte, la ministra del Interior, Amber Rudd, indicó el miércoles que "parece probable" que el supuesto atacante, Salman Abedi, no actuó sólo al llevar a cabo el ataque suicida en el que también resultaron heridas 59 personas.

El cambio en el nivel crítico de amenaza surge después de que los investigadores no pueden descartar que Abedi, que se entiende nació en Manchester hace 22 años de padres libios, formaba parte de un grupo.

Image caption Salman Abedi, ciudadano británico de padres libios, fue identificado como el supuesto atacante.

Hasta ahora se han identificado cuatro víctimas: Saffie Rose Rousses, de 8 años, Olivia Campbell, 15, John Atkinson, 28, y Georgina Callander de 18.

La agencia de noticias Reuters informa que el ministro del Exterior de Polonia indicó que dos ciudadanos polacos que estaban desaparecidos tras el ataque fueron identificados entre los muertos.

La decisión de declarar la alerta máxima es considerada por expertos como un movimiento tan "excepcional" que da idea del nivel de preocupación en las autoridades británicas.

También apuntan que la investigación por el atentado del lunes generó tal nivel de incertidumbre que al gobierno Londres no le quedó más opción que tomar medidas extremas como muy pocas veces hizo antes.

Tercera vez en la historia

Es la tercera vez que Reino Unido declara la alerta de amenaza terrorista en nivel crítico, el punto más alto desde que se implementó este sistema de seguridad hace 11 años.

La primera vez que se alcanzó el nivel crítico fue en 2006, cuando se descubrió un plan para explotar aviones transatlánticos con bombas líquidas.

El intento logró ser frustrado tras una gran operación combinada entre fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia.

En 2007, el nivel de amenaza de terrorismo volvió a ser crítico, cuando se descubrieron dos coches bomba cerca de un club nocturno de Londres y se realizó un ataque con un vehículo contra el aeropuerto de Glasgow, Escocia, un día después.

Una misma persona fue hallada culpable por los dos atentados.

Desde julio de 2007, el nivel de alerta terrorista osciló entre "considerable" y "severo", pero jamás descendió a las categorías menores: "moderado" y "bajo".

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Al manos una persona no identificada fue detenida el martes en Birmingham.

Este sistema se usa desde 2006, un año después de los ataques suicidas en el centro de Londres del 7 de julio de 2005 los que murieron 56 personas.

Los niveles de amenaza terrorista de Reino Unido son definidos por el Centro Conjunto de Análisis del Terrorismo (JTAC, por sus siglas en inglés).

Para llegar a un juicio sobre el nivel de amenaza se toman en cuenta las capacidades e intenciones de los posibles atacantes, la información disponible y las estimaciones del tiempo en el que se producirá el ataque.

Estos factores hicieron que Reino Unido declare que un nuevo atentado es "inminente".

¿Qué significa?

Declarar alerta crítica implica que se tomarán medidas de seguridad máximas para hacer frente a amenazas específicas como un atentado terrorista o incluso un ataque nuclear.

Es considerado un estado de emergencia excepcional.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Sitios públicos como la plaza Trafalgar de Londres contaron con la inusual presencia de efectivos policiales un día después del ataque.

Para el jefe de la Policía Nacional de Lucha contra el Terrorismo, Mark Rowley, la decisión tomada se debe a la "incertidumbre que actualmente emerge de la investigación".

"El estado crítico es un paso muy inusual y extraño. Todos los policías adicionales que estamos poniendo en las calles recibirán apoyo militar. Podríamos incluso usar militares en lugares clave", agregó.

El gobierno británico anunció la puesta en marcha de la "Operación Temperer", un plan de emergencia a largo plazo para emplear a soldados en espacios públicos para la protección de la gente.

El Ejército en las calles

Para Dominic Casciani, corresponsal de asuntos internos de la BBC, se trata de un "paso importante y muy raro tomado por los jefes de seguridad de Reino Unido".

"Esta vez, sienten que no tienen otra opción que decir que puede ser inminente. En resumen, nadie en esta etapa puede decir con certeza si Abedi actuó solo o con la ayuda de otros. No pueden descartar si hay otras personas por ahí", explicó.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Reino Unido anunció un gran despliegue de fuerzas de seguridad en sitios estratégicos para evitar otros incidentes.

Casciani añade que esto significará para los ciudadanos británicos ver cotidianamente al Ejército y a policías armados en espacios públicos considerados estratégicos y susceptibles de ser el escenario de nuevos ataques.

"Debemos esperar controles de seguridad adicionales en los puertos y así sucesivamente. El objetivo es aumentar la seguridad y mantener el país en movimiento", concluyó.

Gordon Corera, experto seguridad de la BBC, explicó que, a partir de lo sucedido en Manchester, las investigaciones de las fuerzas de seguridad e inteligencia británicas se concentrarán en establecer si existe una red de personas en Reino Unido que todavía pueda representar una amenaza terrorista.

Corera señaló que fuentes vinculadas a las investigaciones le señalaron que lo primero que buscan es saber si el atacante del concierto de Ariana Grande trabajó solo o era parte de esa posible red.

Aspectos como la complejidad del explosivo usado en el ataque hacen creer que el autor del atentado suicida podía contar con la ayuda de otras personas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Theresa May hizo el anuncio de la salida de los militares a apoyar a la policía.

El periodista explicó que la "inminencia" de una nueva acción extremista es el motivo por el que desde el miércoles los británicos comenzarán a ver "militares en las calles en lugares en los que previamente sólo se veía a policías".

En algo coinciden los expertos. Todavía hay más incertidumbre que certezas y por ello Reino Unido no tuvo más opción que elevar sus defensas al máximo.

Por ello, soldados toman las calles mientras Manchester todavía llora a sus víctimas.

Temas relacionados

Contenido relacionado