El velo de Melania Trump y otros detalles que llamaron la atención del encuentro entre el Papa y el presidente de Estados Unidos

Donald Trump y el Papa Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Trump y el Papa mostraron desacuerdo en varios temas en el pasado, pero el encuentro terminó distendido.

En medio de un estricto protocolo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papa Francisco se reunieron este miércoles en el Vaticano.

Se trata del primer encuentro entre dos líderes que comparten una historia de desacuerdos en torno a temas como el cambio climático o el trato a los inmigrantes.

Al presidente estadounidense le acompañaron su esposa Melania, su hija Ivanka y el marido de esta, Jared Kushner.

Estos son algunos de los detalles del encuentro que más llamaron la atención.

El velo

Media playback is unsupported on your device
Melania Trump siguió el protocolo del Vaticano.

La elección de vestimenta de la primera dama estadounidense -en particular, el velo- no pasó desapercibida para aquellos que la siguen de cerca durante la primera gira internacional de su marido como presidente.

"Interesante (…) Melania Trump lleva cubierta su cabeza para reunirse con @Pontifex - pero no cuando estuvo en Arabia Saudita", tuiteó el editor de la BBC en América del Norte, Jon Sopel

Pero David Willey reportero de la BBC en Roma, no se sorprendió.

Hay un protocolo estricto que se debe respetar al encontrarse con el Papa y que la Casa Blanca siguió al pie de la letra.

La página web del Vaticano establece algunas reglas: vestido modesto y con los hombros cubiertos para los asistentes a una audiencia papal, especialmente si es el interior de un edificio.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption A Trump lo acompañaron su esposa, su hija y su yerno.

"Incluye desde mantillas de encaje hasta velo negro", explicó Willey.

Tradicionalmente, los jefes de Estado y sus acompañantes optaron por usar el negro, con una notable excepción: a una reina católica se permite llevar blanco.

Por su puesto, hay quienes eligen ignorar estos protocolos.

También "las cosas se han vuelto más relajadas en los últimos años ya que no hay reglas estrictas al respecto", dijo un vocero del Vaticano al diario británico The Daily Telegraph.

Religiones

Otro detalle que llamó la atención fueron las dudas en torno a la fe que profesa Melania Trump.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los líderes conversaron en el Vaticano y se intercambiaron regalos.

A pesar de que las reglas sobre la vestimenta no son estrictas, como explicamos anteriormente, la primera dama se adhirió firmemente a la tradición.

Esto podría ser porque se cree que Melania Trump es católica romana, luego de que durante su visita le pidió al Papa Francisco que le bendijera un Rosario.

Cabe señalar que Ivanka Trump -que también decidió no cubrirse la cabeza en Arabia Saudita- no es católica, habiéndose convertido al judaísmo, pero aún así optó por llevar un velo mientras estaba en el Vaticano.

Pero, ¿por qué el velo en Arabia Saudita no y en el Vaticano sí?

A las funcionarias extranjeras o esposas de presidentes no se les exige que se cubran la cabeza cuando visitan el reino. La obligación es sólo para ciudadanas saudíes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Melania Trump eligió no usar un velo cuando visitó Arabia Saudita

Regalos

En el tradicional intercambio de regalos entre mandatarios, Donald Trump le dio al Papa una caja que contiene la primera edición de cinco libros de Martin Luther King, el referente estadounidense de los derechos civiles en la década de los 50 y los 60.

Francisco, por su parte, le obsequió a Trump una copia del discurso que dio el Día Internacional de la Paz en 2017, estampado con su firma.

Además, le regaló una copia de una encíclica que publicó en 2015 en la que habla de la necesidad de proteger el medio ambiente.

Según periodistas presentes en el encuentro, Trump aseguró que los leería.

Derechos de autor de la imagen AFP/OSSERVATORE ROMANO
Image caption Melania y Donald Trump visitaron la Capilla Sixtina del Vaticano.

Precisamente el medio ambiente y el cambio climático son temas que separan a Trump del Papa.

Trump expresó en diversas ocasiones su escepticismo con respecto al calentamiento global y la encíclica que le regaló Francisco causó gran polémica entre los políticos conservadores en EE.UU. cuando se publicó.

Además, el Papa le hizo este regalo días antes de que la Casa Blanca anuncie si EE.UU. se retira del acuerdo contra el cambio climático de París de 2016, suscrito por 200 naciones del planeta.

La broma del papa

Tal vez uno de los momentos más distendidos del encuentro se produjo al final con una broma de Francisco.

El Papa le preguntó a Melania Trump, claramente refiriéndose su marido: "¿Le da de comer, potizza?".

Ante su sorpresa, Melania Trump le respondió: "Sí, delicioso".

La potizza es un postre típico esloveno, país de origen de la primera dama estadounidense.

Se trata de una masa fermentada con levadura y que lleva diversos tipos de relleno, aunque el más habitual es nueces, avellanas, semillas de amapola, queso y estragón.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption "¿Le da de comer, potizza?", le preguntó el Papa a Melania.

Contenido relacionado