Reino Unido: qué tiene que ver la conexión yihadista de Libia con el ataque de Manchester en el que murieron 22 personas

Salman Abedi Derechos de autor de la imagen .
Image caption Salman Abedi, de 22 años, había escapado de Libia hacía unos días.

A medida que pasan las horas, vamos sabiendo más sobre Salman Abedi, el atacante suicida que el lunes causó la muerte de 22 personas en Manchester, Reino Unido, al final de un concierto de la cantante Ariana Grande.

Lo que aún no sabemos es cómo este joven nacido en la ciudad inglesa hace 22 años se radicalizó hasta convertirse en el responsable del atentado ocurrido en el vestíbulo del centro deportivo Manchester Arena, en el que también resultaron heridas cerca de 60 personas, muchas de ellas niños y adolescentes.

Aunque la policía británica todavía está averiguando si Abedi tuvo cómplices, las autoridades creen pertenecía a algún tipo de "red" extremista.

Hasta este jueves, ocho personas han sido detenidas en relación con el atentado. Entre estas, el padre del atacante, Ramadam, y su hermano menor, Hashem, quienes fueron arrestados en Libia y se les investiga por posibles vínculos con el autodenominado Estado Islámico (EI).

Otro de los hermanos de Salman, llamado Ismael, de 23 años, también fue detenido por la policía de Manchester.

Un trabajador de la comunidad musulmana de esa ciudad le dijo a la BBC que hace varios años, algunas personas llamaron a la línea telefónica antiterrorista de la policía para reportar las opiniones extremistas y violentas de Abedi.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Reino Unido elevó su alerta terrorista a estado crítico después del ataque en el Manchester Arena.

No sabemos cómo respondió la policía a estas llamadas, pero sí que a inicios de 2017 el comportamiento de Abedi causó preocupaciones otra vez.

Según nuestras fuentes, habló a la gente local sobre atentados suicidas,el valor de morir por una causa y el conflicto en Libia.

Entonces ¿qué tiene que ver este país con la decisión de Abedi de causar una masacre en Manchester?

La conexión libia

Los padres de Abedi huyeron de Libia a inicios de los años 90 por ser opositores del régimen de Muamar Gadafi, derrocado y ejecutado en octubre de 2011, en medio de un levantamiento inspirado por la "primavera árabe", con ayuda de la OTAN.

Libia, junto con los países vecinos del norte de África, ha sido centro del surgimiento de movimientos políticos islamistas modernos.

Originalmente, estos movimientos tenían como fin derrocar regímenes dictatoriales y, en diferentes grados, promover la idea de gobiernos islámicos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Libia tiene una complicada gama de milicias islámicas y muchas de ellas se oponen al autodenominado Estado Islámico.

El Grupo Libio de Lucha Islámica (LIFG, por sus siglas en inglés) quiso derrocar a Gadafi y se convirtió en la fuerza revolucionaria dominante en el país en la década de 1990. Pero Gadafi comenzó a ejercer mayor presión sobre ellos.

Muchos de los que tenían conexiones islamistas trataron de huir, y muchos de ellos recibieron refugio en Reino Unido.

El padre de Salman Abedi, Ramadan, formaba parte de la amplia red de opositores que apoyaban los objetivos islamistas contra Gadafi.

Fuentes del LIFG dijeron a la BBC que Ramadan no era miembro de la organización. Pero se sabía que era un disidente del gobierno con algunos de los mismos objetivos políticos.

Refugio en Reino Unido

Ramadan vivía en el sur de Manchester, ciudad que ha sido durante mucho tiempo centro de la política libia en Reino Unido y quizás de Europa.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ramadan Abedi, padre de Salman, fue detenido en Libia y se investigan sus posibles vínculos con Estado Islámico.

Es donde el gobierno británico dio refugio a muchos de los opositores de Gadafi. Birmingham y Londres son otros de los lugares que los recibieron.

Algunos de los libios en Reino Unido, y en particular en Manchester, fueron declarados sospechosos por los servicios de seguridad británicos de estar alineados con al Qaeda.

He hablado con algunos de estos hombres a lo largo de los años. Decían que su yihad era sólo contra Gadafi. Ellos querían que fuera derrocado.

Finalmente sucedió en 2011, con ayuda de los británicos y estadounidenses.

A medida que se extendía la Primavera Árabe y Gadafi comenzaba a tambalearse, estos disidentes -y un buen número de sus hijos criados en Reino Unido- volvieron a sus raíces revolucionarias.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Muamar Gadafi, gobernante de Libia, fue derrocado en octubre de 2011.

Muchos se unieron a la Brigada de Mártires del 17 de febrero, una de las principales unidades de combate en esa guerra.

Fuentes dijeron a la BBC que el padre de Salman Abedi fue parte del grupo que dejó Reino Unido para una última batalla contra Gadafi.

La BBC estuvo tratando de preguntar sobre estos temas a Ramadan Abedi. Pero poco antes de que eso sucediera, Abedi fue arrestado por las fuerzas de seguridad en Libia.

Combatientes de Manchester

Había otras personas de Manchester que fueron a luchar a Libia, y la mayoría de ellas vivían muy cerca unas de otras.

A menos de dos kilómetros de distancia de la casa Abedi en Reino Unido vivía Abdal Raouf Abdallah, que ahora está cumpliendo una pena de cárcel de cinco años y medio por delitos de terrorismo.

Abdallah estaba entre los jóvenes británico-libios que lucharon por derrocar al dictador y casi pagó con su vida. Le dispararon en la espalda y quedó paralítico desde la cintura hacia abajo.

Volvió a casa orgulloso. Pero en su juicio, los fiscales dijeron que su fervor revolucionario lo había llevado a facilitar el viaje de otros hombres de Manchester para unirse a grupos extremistas en Siria.

Abdallah dijo en su juicio que odiaba a Estado Islámico, al igual que uno de los hombres a quien estaba ayudando, el musulmán converso Stephen Mustafa Gray.

Image caption El boxeador Abdal Raouf Abdallah, nacido en Manchester, se convirtió en reclutador de grupos extremistas de Siria.

No todos los hombres de esta zona de Manchester eran de herencia libia. Uno de los principales reclutadores de Estado Islámico fue un joven británico llamado Raphael Hostey, que vivía cerca de Abedis y Abdallah.

Jugó un papel clave en reclutar hombres de esta área para que fueran a Siria.

En conclusión, el sur de Manchester también ha sido uno de los puntos calientes de la militancia vinculada a Siria en Reino Unido.

Estos episodios, e investigaciones asociadas que no pueden revelarse por razones legales, dan alguna señal de un triángulo de conexiones islamistas-yihadistas entre Manchester, Libia y Siria.

Es un cuadro complejo. Todavía hay muchas preguntas sin respuesta. No podemos hacérselas a las personas involucradas porque están en prisión, muertas, o aún luchando en algún lugar de Siria o Irak.

"Influencia de gánsteres"

Un amigo de la familia Abedi en Trípoli dijo a la BBC que Ramadan había sacado a su hijo de Manchester por temor a la "influencia de gánsteres y criminales".

Abedi dijo que temía que su hijo estuviera cada vez más atraído por las drogas y la criminalidad después de la muerte de uno de sus amigos.

Derechos de autor de la imagen Facebook
Image caption Hashem Abedi, hermano menor de Salman Abedi, también fue arrestado en Libia.

Su hermano menor, Hashem, también estaba en Libia. Él también ha sido detenido por las fuerzas de seguridad por ser sospechoso de tener vínculos con Estado Islámico.

Según el amigo de la familia, Salman había estado viviendo con su padre en Trípoli, pero hace cinco días tomó su pasaporte inesperadamente y se fue sin avisar.

Una de las recientes preocupaciones de los analistas de seguridad es que Libia -con sus rutas de transporte hacia Europa más fáciles, a través del Mediterráneo- se convierta en un punto de partida mucho más fácil para extremistas decididos a llevar su violencia a Reino Unido.

Parece cada vez más probable que el ataque de Salman Abedi demuestre este punto.

Temas relacionados

Contenido relacionado