Jared Kushner, yerno del presidente Trump, está "bajo el escrutinio del FBI" en investigación por presunta interferencia de Rusia en las elecciones

Donald Trump y Jared Kushner. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jared Kushner pertenece a una familia con vastos intereses y negocios inmobiliarios.

Medios en Estados Unidos aseguran que Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump y asesor de la Casa Blanca, está "bajo escrutinio" del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), en el marco de la investigación sobre la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones de 2016.

Funcionarios no identificados dijeron a NBC que el FBI cree que Kushner, de 36 años, tiene información relevante para ellos, aunque ello no significa que haya cometido un delito o que lo vayan a acusar de algo.

También explicaron a la cadena estadounidense que Kushner está en una categoría distinta a la del ex asesor de seguridad de Trump, Michael Flynn, que sí es formalmente sujeto de una investigación.

El viernes 19 de mayo, medios en EE.UU. ya habían señalado que un asesor de la Casa Blanca cercano a Donald Trump -que en ese momento no fue identificado como Kushner- se encontraba en la mira de la investigación de la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones de noviembre.

Citando a fuentes "familiarizadas con el tema", el diario The Washington Post dijo que la identificación del "alto funcionario" mostraba que "la investigación está llegando a los niveles más altos niveles del gobierno".

El embajador ruso

La Casa Blanca ha rechazado en varias oportunidades que existan vínculos entre el equipo presidencial y cualquier "entidad extranjera".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Kushner está casado con Ivanka Trump desde 2009.

Sin embargo, algunos de los actuales funcionarios del gobierno han reconocido contactos con funcionarios rusos -como el embajador ruso en Washington Sergey Kislyak- incluyendo el yerno del presidente Trump; el fiscal general, Jeff Sessions; y el secretario de Estado, Rex Tillerson.

Kushner ya había acordado hablar sobre sus contactos con estos funcionarios con el Comité de Inteligencia del Senado, que también investiga la supuesta interferencia rusa.

"Kushner se ofreció voluntariamente a compartir con el Congreso lo que sabe sobre estas reuniones", dijo el abogado de Kusnher, Jamie Gorelick, a NBC News. "Hará lo mismo si es contactado para cualquier otra investigación", añadió.

La semana pasada The Washington Post informó que los investigadores del FBI permanecen muy interesados en las personas que antes tuvieron influencia en la campaña y la presidencia de Trump, pero ya no son parte de ella, incluyendo al ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y el ex director de campaña, Paul Manafort.

Flynn dimitió en febrero tras ser revelado que había mentido a los funcionarios de la administración sobre sus contactos con el embajador Kislyak.

Temas relacionados

Contenido relacionado