"Me quedé en shock durante casi un minuto", el testimonio del periodista que presenció el brutal ataque en el que murió un conductor de la BBC en Afganistán

Mohammed Nazir
Image caption Mohammed Nazir deja una esposa y cuatro hijos.

El conductor de la BBC en Kabul Mohammed Nazir fue una de las víctimas del brutal ataque que sacudió la capital de Afganistán el pasado miércoles y que dejó 90 muertos y cientos de heridos.

En el momento de la explosión, Nazir llevaba en auto a un equipo de la BBC hacia el trabajo.

En el vehículo viajaba también el periodista del Servicio Mundial Tajuden Soroush, quien resultó herido.

Soroush contó cómo fueron los momentos que precedieron a la tragedia en la que falleció su compañero y otros cuatro colegas sufrieron heridas.

"Como siempre, estábamos yendo hacia la oficina, como todos los días", explicó Saroush.

"Vi el camión y giramos a la derecha para ir a nuestra oficina. Al principio de la calle está la embajada alemana", relató.

"Entramos por la primera y justo cuando pasamos la segunda barricada, escuchamos una explosión enorme".

El camión bomba explotó cerca de la Zona Verde de Kabul, el lugar más seguro en el centro de la ciudad, protegido por guardias, muros y puertas de seguridad.

"Me quedé en shock durante casi un minuto, sin saber qué estaba pasando", dijo Soroush.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ambulancias improvisadas sacaron a los heridos del lugar del ataque.

Cuando recuperó la consciencia, vio que dos de sus colegas tenían heridas.

Uno de ellos iba sentado en el asiento delantero y el otro era el conductor.

Los otros dos pasajeros en el asiento trasero parecían estar bien.

"Entonces me di cuenta de que yo tenía una herida en la cabeza, que manaba sangre hacia toda mi cara", contó Saroush.

"Luego le dije al conductor, Mohammed Nazir, que por favor siguiera hacia delante, porque tenía miedo de que hubiera otro ataque".

"Pero Mohammed nunca respondió, estaba inconsciente".

Nazir tenía la cara completamente cubierta de sangre y estaba totalmente quieto.

Soroush se enteró unas horas después de que su colega había fallecido.

"Una pesadilla continua"

Nazir era joven, tenía cuatro hijos y era la única persona con ingresos de su familia.

Según Waheed Massoud, editor del servicio afgano de la BBC, tenía "una sonrisa amable y una personalidad cálida".

Massoud trató a Nazir durante años y trabajaba con él la mayoría de los días de la semana.

Los periodistas de la BBC, los profesionales de apoyo y los visitantes ocasionales lo recuerdan como una persona honesta y confiable, explicó.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En el ataque murieron al menos 90 personas.

"La ironía es que sobrevivió a décadas de guerra, conflicto y ambientes hostiles pero murió a causa de una bomba en el enclave diplomático más seguro en el corazón de Kabul", escribió Massoud.

"Pensamos en sus hijos, su esposa y su familia, y cómo sobrevivirán sin él en un país que no tiene un sistema de políticas sociales", afirmó.

"Al menos la familia de Nazir recibirá apoyo económico de la BBC. ¿Pero qué pasará a los familiares de los otros que murieron y fueron heridos?", se preguntó el editor de la BBC.

Para Massoud, lo sucedido el miércoles en Kabul es un reflejo más de lo que está experimentando Afganistán en los últimos 38 años.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Afganistán no tienen un sistema de bienestar y la pérdida del sustento principal de la familia es dramática.

Hoy en día, opina, Afganistán es como hace décadas un campo de batalla para guerras subsidiarias y conflictos regionales.

Como probaron los eventos de miércoles, la seguridad es frágil "incluso en las zonas más protegidas".

"Se puede culpabilizar a las vulnerabilidades de las fuerzas de seguridad, o a la sofisticación de los grupos insurgentes, o a ambos", dijo Massoud.

"Pero para la gente, la situación es una pesadilla continua y permanente".

Temas relacionados

Contenido relacionado