El “héroe del monopatín”: Ignacio Echeverría, el español que se enfrentó a uno de los atacantes de Londres y al que sus familiares siguen buscando

Ignacio Echeverría (de la página de Facebook de Joaquín Echeverría). Derechos de autor de la imagen j.echeverria
Image caption Ignacio Echeverría tiene 39 años y trabaja para HSBC.

Ignacio Echeverría, un español de 39 años residente en Londres, regresaba de patinar con sus amigos cuando se encontró cara a cara con los atacantes que el sábado dejaron siete muertos y 48 heridos en Londres.

El hombre estaba apuñalando a una mujer en el Mercado de Borough, junto al Puente de Londres, y al ver la escena Echeverría se apresuró a socorrerla.

"Cuando nos quisimos dar cuenta Ignacio estaba dando con su patín a uno de los terroristas para defender a la mujer", relató este lunes uno de los amigos que lo acompañaba, y quien sólo se identificó como Guillermo, en Espejo público, el programa matinal de la cadena española Antena 3.

"En una de esas se fue al suelo", recordó el compañero.

Y desde entonces no lo ha vuelto a ver.

Sus familiares tampoco tienen noticias de él, por lo que estás solicitando ayuda para localizarlo.

Pero Echeverría no es el único desaparecido. Tampoco se tienen noticias de James McMullan, un británico de 32 años, desde el sábado y su familia cree que podría ser otro de los muertos, ya que se encontró su tarjeta de crédito en el lugar del ataque.

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, informó que un ciudadano de su país también está desaparecido.

Sin identificación

Según los datos proporcionados por su hermano Joaquín Echeverría en Facebook, el joven mide 1,75 metros, pesa 85 kilos y tienen una cicatriz encima de una de las cejas, cerca del nacimiento del pelo.

En el momento en que fue visto por última vez vestía jeans y un jersey oscuro, calzaba unos zapatos deportivos de marca Vans, y llevaba una cadena de oro con medalla.

Derechos de autor de la imagen j.echeverria

Tal como lo ha confirmado, la Embajada de España en Londres se ha involucrado en la búsqueda, así como el banco HSBC, la corporación para la que Echeverría trabaja.

Según la familia, es probable que Echeverría no llevara identificación alguna en el momento en el que se encontró en la escena, y las autoridades británicas le han solicitado las huellas dactilares del desaparecido para ver si corresponden con las de las víctimas.

Con ese mismo objetivo, una de sus hermanas, residente también en Londres, ha visitado los hospitales en los que se está atendiendo a los heridos en el atentado para tratar de encontrarlo.

Pero tal como explica la familia, estas instalaciones están acordonadas y no le ha sido proporcionada ninguna información al respecto.

El ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, también apuntó a que el español "puede estar" entre los heridos que fueron "sedados" tras el ataque, por lo que pidió "tranquilidad".

"Hay muchos heridos que han sido intervenidos y que están sedados después de la intervención. Sólo hace 48 horas", declaró este lunes a la radio española Cadena SER.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El ataque del sábado en Londres dejó siete muertos y 48 heridos.

Aun así, y temiendo lo peor, el ministro Asuntos Exteriores de España, Alfonso Dastis, pidió a su homólogo británico Boris Johnson que se aceleren al máximo las tareas de identificación de los cadáveres, "para no añadir más angustia y dolor a las familias", según reportan los medios españoles.

Y según la Oficina de Información Diplomática (OID), Johnson respondió explicando que deben cumplirse los protocolos para que no se produzcan identificaciones erróneas.

Ante esto, los familiares van perdiendo esperanzas. "No tenemos ninguna novedad y en este momento, tras las identificaciones que se han realizado [de los heridos], soy tremendamente pesimista", ha contado Joaquín Echeverría, padre del desaparecido, a los medios españoles.

8 minutos

Todo empezó a las 21:58 del sábado, hora local, cuando una camioneta blanca que circulaba en sentido sur en el Puente de Londres se salió de la calzada y atropelló a varios peatones.

El vehículo fue abandonado en el lugar y de ella se apearon tres hombres, armados con cuchillos, con los que apuñalaron después a varias personas que se encontraban en el Mercado de Borough, una zona contigua llena de bares y restaurantes.

La policía llegó al sitio 8 minutos después de recibir el primer llamado de emergencia, a las 22:07 hora local.

Ocho agentes armados dispararon contra los atacantes y estos resultaron abatidos.

El ataque fue reivindicado por el autodenominado Estado Islámico, pero la investigación para esclarecer los hechos sigue en marcha.

Hasta el momento se han llevado a cabo una serie de allanamientos en Barking, un barrio del este de Londres, y en otros dos puntos de la ciudad.

Y han sido detenidas más de 11 personas, siete de ellas mujeres y cuatro hombres.

Los investigadores tratan ahora de determinar si los tres hombres actuaron solos o recibieron ayuda externa.

Temas relacionados

Contenido relacionado