Así está Omran Daqneesh, el niño ensangrentado de Alepo que se convirtió en símbolo del horror que vive Siria

Fotografía del periodista Khaled Iskef junto a Omran Daqneesh y su familia. Derechos de autor de la imagen @khalediskef
Image caption El periodista Khaled Iskef se tomó una foto con Omran Daqneesh (segundo desde la derecha) y su familia y la público en Twitter.

Las imágenes de Omran Daqneesh con parte del rostro ensangrentado y el cuerpo cubierto de polvo conmovieron al mundo en agosto de 2016.

Minutos antes, había sido rescatado de entre los escombros de su antigua casa, en la ciudad de Alepo.

La urbe en ese momento era ferozmente disputada entre las fuerzas rebeldes y el gobierno sirio de Bashar al Asad.

El niño, que en ese entonces tenía cinco años, se convirtió en símbolo de los horrores que se viven en Siria por la guerra civil que empezó hace más de cinco años.

Este martes se conocieron imágenes actuales de Omran Daqneesh junto a su familia.

Ellos todavía viven en Alepo, en una nueva casa en una de las zonas que ahora están bajo el control del gobierno sirio.

El padre de Omran conversó con periodistas afines al oficialismo ante los que reclamó que las imágenes de su hijo de agosto de 2016 quisieron ser usadas por la oposición siria como "propaganda" antigubernamental.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La imagen de Omran sentado en una ambulancia conmovió al mundo.

Mohammed Daqneesh añadió que su hijo se recuperó por completo de las heridas sufridas hace 10 meses y que las mismas fueron "lesiones menores".

En ese entonces, uno de los doctores del hospital que atendió a Omran Daqneesh le dijo a la BBC que las heridas del niño requirieron sutura y que presentaba un cuadro de shock.

De acuerdo a los reportes de los medios sirios, cuando las tropas del ejército de ese país se abrieron paso por el este de Alepo, la familia Daqneesh eligió establecerse en la zona controlada por gobierno en lugar de ser evacuados a las provincias controladas por los rebeldes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La antigua casa de Omran Daqneesh en Alepo fue destruida por un bombardeo

Temas relacionados

Contenido relacionado