Francia: el partido del presidente Macron se impone en la primera vuelta de las elecciones legislativas

El presidente francés Emmanuel Macron (derecha) emite su voto junto a su esposa Brigitte Trogneux en Le Touquet, en el norte de Francia. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Emmanuel Macron necesita una mayoría fuerte en el Parlamento francés para llevar a cabo las reformas que prometió.

El partido del presidente de Francia, Emmanuel Macron, está en camino de obtener una victoria aplastante tras imponerse en la primera ronda de elecciones parlamentarias.

Para ganar en la primera ronda, los candidatos debían obtener al menos el 50% de los votos. Como ningún partido logró esto, la votación se definirá en una segunda vuelta el próximo domingo.

Con el 100% de los votos escrutados, el LREM de Macron y el Partido Demócrata obtuvieron más del 32% de los votos.

Los republicanos de centroderecha tenían algo menos del 16%, mientras que los socialistas, quienes fueron los últimos que gobernaron Francia, habían ganado sólo el 7,4%.

El Frente Nacional (FN), una formación de extrema derecha, tuvo un 13,2%, seguido por el partido de extrema izquierda France Unbowed con poco más del 11%.

Al cierre de las urnas, las proyecciones mostraron que el partido de centro La República en Marcha (La Republique en Marche) obtendría 445 escaños en una Asamblea Nacional de 577.

El partido de Macron fue creado hace poco más de un año y muchos de sus candidatos tienen poca o ninguna experiencia política.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La participación fue baja, pese a las afirmaciones de que el presidente Macron había re-energizado el público votante.

Baja participación

La participación en las urnas disminuyó drásticamente, alrededor de 48,7% comparado con 57,2% en la primera vuelta en 2012, lo que según los analistas reflejó una sensación de resignación entre los opositores de Macron.

Macron, de 39 años, necesita una mayoría en el Parlamento para impulsar los cambios que prometió en su campaña.

Pero el líder francés ya dejó su impresión en todo el mundo, en particular por hacerle frente al líder estadounidense Donald Trump en temas como el cambio climático.

Después de que las proyecciones fueran anunciadas, un vocero del gobierno dijo que los votantes habían demostrado que querían avanzar rápidamente en las reformas importantes.

Sin embargo, François Baroin, líder de los republicanos, dijo que la baja participación demostró las "profundas divisiones en la sociedad francesa" y esto es "extremadamente preocupante".

Marine Le Pen, del Frente Nacional de extrema derecha, culpó a su partido por la escasa participación, diciendo que el sistema electoral de Francia, que favorece a partidos más grandes, necesitaba ser reformado.

"Esta catastrófica tasa de abstención debería plantear la cuestión de las reglas de votación que mantienen a millones de nuestros compatriotas lejos de las mesas de votación", dijo.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El líder de la FN, Marine Le Pen, dijo que el sistema electoral condujo a una baja participación

El líder socialista Jean-Christophe Cambadélis perdió su escaño en la primera ronda.

Advirtió a los votantes sobre no darle a LREM una mayoría absoluta en el Parlamento el próximo domingo.

Dijo que de esta manera, no habría "prácticamente oposición real y tendríamos una Asamblea Nacional sin contrapeso, sin un debate democrático y no digno de ese nombre".

Los representantes de LREM provienen de distintos ámbitos e incluyen a estudiantes, ciudadanos retirados e incluso hasta un torero.

Las elecciones tuvieron lugar en medio de una operativo de seguridad tras una serie de devastadores ataques terroristas en los últimos años.

Temas relacionados

Contenido relacionado