Crisis diplomática en Qatar: cómo está lidiando el país con la mayor renta per cápita del mundo con la escasez creada por el bloqueo de Arabia Saudita y otros vecinos

Supermercado de Doha, Qatar. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Qatar, un país desértico, importa el 90% de sus alimentos.

"Cuando se anunció el bloqueo todo el mundo corrió a los supermercados para acumular reservas, pero la locura duró dos días".

Teo Kermeliotis, un periodista griego que vive y trabaja en Qatar, dice que en el día a día del país no se siente el aislamiento al que sus vecinos decidieron someter al país.

Fue el 5 de junio cuando Arabia Saudita, Egipto, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Libia hicieron público que cortaban las relaciones con la pequeña península del golfo Pérsico, tras acusarla de "apoyar a grupos terroristas", incluido el autodenominado Estado Islámico, algo que Doha niega rotundamente.

Y anunciaron que cerraban las fronteras marítimas, aéreas y terrestres que comparten con Qatar.

"Sin embargo, en la vida real este bloqueo no está teniendo efecto", cuenta el periodista y explica que las estanterías de las tiendas vuelven a estar llenas.

El país, totalmente desértico, importa el 90% de sus alimentos. Hasta ahora lo hacía por la frontera terrestre con Arabia Saudita y el puerto de Yebel Ali, en Emiratos Árabes Unidos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tras anunciarse el bloqueo, las autoridades qataríes se apresuraron a poner en marcha nada un plan de seguridad alimentaria.

Pero estas vías de acceso "se pueden reemplazar y, de hecho, las hemos reemplazado en un día", declaró el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Thani, el pasado miércoles.

"Los qataríes pueden seguir viviendo en las mismas condiciones", en el país con la renta per cápita más alta del mundo, sentenció Al Thani, el descendiente de una familia que ha controlado la nación desde el siglo XVIII.

Eso se debe al plan de seguridad alimentaria que las autoridades qataríes se apresuraron a poner en marcha nada más anunciarse el bloqueo, y por la búsqueda de fuentes de abastecimiento alternativo.

Así, la falta de productos de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos los ha suplido con víveres procedentes de otros países.

Iránya anunció el envío de cinco aviones con toneladas de alimentos al país del Golfo.

"Hasta ahora cinco aviones que transportan alimentos perecederos como frutas y verduras fueron enviadas a Qatar, cada uno con una carga de cerca de 90 toneladas. Y hoy será enviado otro avión", le dijo Shahroukh Noushabadi, portavoz de la aerolínea Iran Air, a la agencia de noticias AFP el domingo.

Derechos de autor de la imagen IranAir
Image caption Iran Air publicó in tuit del embarque del cargamento en el aeropuerto de Shiraz.

Esa misma agencia, citando a la iraní Tasnim, informó que tres barcos con 350 toneladas de alimentos estaban listos para partir hacia Qatar.

Y Teherán también abrió su espacio aéreo a los vuelos qataríes, después de que Arabia Saudita, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos le cerraran el suyo.

Según los analistas, esto no hará que las tensiones en el Golfo se aflojen, ya que consideran que una de las causas de la división es la relación que Qatar tiene con Irán, un régimen chiita y rival de la sunita Arabia Saudita, la otra gran potencia de la región.

Ya lo advirtió el ministro de Exteriores de Bahréin, Jalid bin Ahmed al Jalifa: "Levantaremos el bloqueo si el gobierno de Doha cambia su política y se distancia de Irán".

Pero el gobierno de Teherán no es el único que le ha mostrado su apoyo a la nación del Golfo.

En un claro gesto de ello, el Parlamento turco aprobó el miércoles el envío de más soldados a la base militar que el país tiene en Qatar.

Y Marruecos también anunció que enviará a la pequeña nación aviones cargados de alimentos, "conforme a los preceptos del islam y ayuda mutua", sobre todo durante el mes sagrado del Ramadán.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Ministro de Relaciones Exteriores anunció que, por instrucción del rey Mohamed VI (derecha, junto al emir qatarí, Tamim bin Hamad al Thani), anunció el envío de alimentos a Qatar.

Aunque aclaró que la decisión "no tiene nada que ver con los aspectos políticos de la crisis".

Mientras, Kuwait aceptó el papel de mediador.

"El Estado de Kuwait no va a abandonar sus esfuerzos y seguirá con las iniciativas de buena voluntad para reparar las diferencias y buscar una solución que resuelva las causas de la disputa (…) con relaciones fraternales", anunció el lunes el ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait, el jeque Sabá al Jalid al Sabá, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial kuwaití, KUNA.

Pero la situación parece lejos de solucionarse.

Mientras, Qatar sigue manteniendo el abastecimiento, aunque no se sabe a qué costo.

Por el momento, el Foro Monetario Internacional (FMI) ha dicho que es demasiado pronto para calcular el impacto del daño.

Pero aunque los analistas aseguran su principal vía de ingresos sigue intacta -la exportación de petróleo y de gas natural licuado-, la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor ha rebajado la nota del emirato ante el aumento de su vulnerabilidad.

Temas relacionados

Contenido relacionado