"La gente tiraba a sus hijos por la ventana y gritaban que los salváramos": los dramáticos testimonios del incendio en un edificio de Londres

Un hombre sostiene la cabeza a un niño fuera de la Torre Grenfell, el edificio de viviendas incendiado en Londres. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption 78 personas fueron trasladadas a hospitales a causa del incendio y 18 de ellas están en estado crítico.

Las operaciones de rescate continúan en la Torre Grenfell, un edificio de viviendas del oeste de Londres incendiado la madrugada de este miércoles.

La Policía Metropolitana confirmó hasta ahora la muerte de 17 personas, aunque advirtió que la cifra puede aumentar "de forma dramática", ya que 37 heridos siguen hospitalizados, 17 de ellos en estado grave, y los bomberos no han podido acceder aún a ciertas partes del bloque calcinado.

Media playback is unsupported on your device
Imágenes del enorme incendio que devoró un edificio en Londres

Varios testigos de incidente aseguran haber visto a vecinos tratando de salir de las ventanas y tirando niños por ellas para poder salvarlos.

"La gente tiraba a sus hijos por la ventana"

"Se escuchaba a la gente pedir ayuda", le contó Tamara, una vecina de la zona, a la BBC.

"Y tiraba a sus hijos por la ventana mientras gritaban que alguien los salvara", añadió.

"Los bomberos le decían a la gente que se quedara donde estaba, que ellos iban a sacarla".

De acuerdo a esta testigo, las llamas tomaron el edificio en cuestión de segundos.

"No había mucho que pudieras hacer. Acordonaron la zona y solo se veían las cosas caer desde la parte más alta del edificio".

"Parecía una película de terror"

Mickey, quien es uno de los habitantes de la Torre Grenfell, salió como estaba vestido a la una de la madrugada cuando el olor a quemado llegó hasta su cuarto.

Image caption Mickey estaba dentro del edificio cuando comenzó el incendio.

"Estaba dormido, junto a mi novia. De repente me despertó el olor de plástico quemado. Entonces revisé los cables, las conexiones, hasta fui a la cocina para ver si el cigarrillo que me había fumado antes de dormir estaba apagado", le contó Mickey a la BBC.

Sin embargo, no fue hasta que se acercó a la puerta principal cuando se enteró de la gravedad de la situación.

"Por debajo de la puerta principal había humo. Entonces abrí la puerta y vi el pasillo lleno de humo y a la gente gritando que se estaba extendiendo demasiado rápido. Parecía una película de terror", relató.

"Entonces agarré a mi hija, la cubrí con mi bata y salí lo más rápido posible de ahí junto a mi novia", concluyó.

"El pasillo estaba lleno de humo"

Zoe vive en el cuarto piso, donde las autoridades barajan empezó el fuego.

"Estaba dormida cuando alguien golpeó mi puerta con fuerza. Era mi vecino que me avisó que el edificio se estaba quemando y que había que salir", le contó a la BBC.

"Entonces cerré la puerta, me vestí y cuando intenté salir, el pasillo estaba lleno de humo. Las alarmas no funcionaban. Y la forma en que se extendió el fuego desde el piso cuarto hasta el número 23 fue bastante miedoso".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El incendio alcanzó en poco tiempo los 24 pisos que tiene el edificio.

"Los gritos eran lo peor"

Anna Waters, de 57 años, vive en una casa contigua a la Torre Grenfell y tuvo que abandonar su residencia cuando comenzaron a caer escombros en llamas sobre su techo.

"Estaba en mi cama cuando comencé a sentir el olor a quemado y la sirena de un carro de bomberos", relató.

"Pero los gritos de la gente pidiendo auxilio fue lo peor. Yo los podía escuchar desde el primer piso y lo único que podía entender eran los gritos de "¡Ayuda¡, ¡ayuda!", agregó.

Waters señaló que salió de su casa y entonces vio como los pedazos del edificio caían sobre el suelo envueltos en llamas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Pedazos del edificio envuelto en llamas cayeron sobre las viviendas vecinas.

"Un policía nos obligó a despejar el área. Era como estar en medio de una pesadilla".

"El fuego se expandió muy rápido"

Para Samira, una inquilina del edificio que vive enfrente, lo más impresionante fue la forma en que el fuego se extendió por toda la Torre Grenfell.

"Parecía que solo era un pequeño incendio en el cuarto piso. Para cuando nos dimos cuenta, todos los pisos estaban en llamas", contó Samira.

"(Los vecinos de la Torre Grenfell) son personas a las que vemos a diario. De hecho, crecimos junto a algunas de ellas. Es realmente aterrador", dijo.

Temas relacionados

Contenido relacionado