Cómo el gigante de defensa británico BAE Systems vendió a países árabes tecnología que puede ser usada para reprimir o para atacar a Occidente

Un bailarín pone su iPhone de Apple junto a su tradicional daga omaní durante una ceremonia de bienvenida en Muscat, Omán (5 de noviembre de 2016). Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Gobiernos de países árabes empezaron a buscar sistemas de vigilancia cibernética más sofisticados a medida que se extendían las protestas de la Primavera Árabe.

Una investigación de un año del servicio árabe de la BBC y un periódico danés descubrió evidencia de que el gigante de defensa británico BAE Systems ha vendido a Medio Oriente tecnología de vigilancia sofisticada a gran escala, incluso a muchos gobiernos represivos.

Estas ventas también han incluido software de descifrado que podría ser utilizado contra Reino Unido y sus aliados.

Mientras que las ventas son legales, defensores de derechos humanos y expertos en ciberseguridad han expresado serias preocupaciones de que estas poderosas herramientas puedan ser utilizadas para espiar a millones de personas y frustrar cualquier signo de disidencia.

La investigación comenzó en la pequeña ciudad danesa de Norresundby, sede de ETI, una empresa especializada en equipos de vigilancia de alta tecnología.

ETI desarrolló un sistema llamado Evident, que permitió a los gobiernos llevar a cabo una vigilancia masiva de las comunicaciones de sus ciudadanos.

Un exempleado, que habló con la BBC en condición de mantener su anonimato, describió cómo funcionaba Evident.

"Serías capaz de interceptar cualquier tráfico de internet", dijo. "Si quisieras cubrir un país entero, podrías. Podrías señalar la ubicación de la gente basándote en datos de teléfonos móviles. Podrías seguir a la gente. Estaban bastante avanzados con el reconocimiento de voz y eran capaces de descifrar cosas también".

Image caption Defensores de derechos humanos y expertos en ciberseguridad han expresado serias preocupaciones de que estas poderosas herramientas podrían ser utilizadas para espiar a millones de personas y frustrar cualquier signo de disidencia.

Uno de los primeros clientes del nuevo sistema fue el gobierno tunecino.

La BBC rastreó a un exfuncionario tunecino de inteligencia que operaba Evident para el veterano líder del país, el presidente Zine El Abidine Ben Ali.

"ETI lo instaló y los ingenieros vinieron a entrenar", explicó. "[Evident] funciona con palabras clave. Pones el nombre de un oponente y verás todos los sitios, blogs y redes sociales relacionadas con ese usuario".

La fuente dice que el presidente Ben Ali utilizó el sistema para reprimir a los opositores hasta su derrocamiento en enero de 2011, en el primer levantamiento popular de la Primavera Árabe.

Los activistas desaparecieron

A medida que las protestas se extendían por todo el mundo árabe, las redes sociales se convirtieron en una herramienta clave para los organizadores.

Los gobiernos empezaron a buscar sistemas de vigilancia cibernética más sofisticados, abriendo un nuevo y lucrativo mercado para compañías como BAE Systems.

Image caption BAE Systems compró la firma de seguridad cibernética ETI por £137 millones (casi US$175 millones) en 2011.

En 2011, BAE compró ETI y la compañía pasó a formar parte de BAE Systems Applied Intelligence (BAE Sistemas Inteligencia Aplicada).

Durante los siguientes cinco años, BAE usó su filial danesa para suministrar sistemas Evident a muchos países de Medio Oriente con historiales cuestionables de derechos humanos.

Las solicitudes basadas en la Ley de Libertad de Información presentadas por la BBC y el periódico Dagbladet Information en Dinamarca revelaron exportaciones a Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Omán, Marruecos y Argelia.

Si bien no es posible vincular casos individuales directamente al sistema Evident, los niveles crecientes de vigilancia cibernética desde el comienzo de la Primavera Árabe han tenido un impacto directo y devastador en las acciones de los activistas de derechos humanos y democracia en muchos de los estados que lo adquirieron.

"No estaría exagerando si dijera que más del 90% de los activistas más dinámicos en 2011 han desaparecido", dice Yahya Assiri, un exoficial de la fuerza aérea saudita que huyó del país después de publicar declaraciones en pro de la democracia en internet.

Image caption Manal al Sharif dice que los estados del Golfo tienen el dinero para comprar equipos avanzados de vigilancia.

"(La frase) solía ​​ser que 'las paredes tienen oídos', pero ahora es que 'los teléfonos inteligentes tienen oídos'", dice Manal al Sharif, una activista saudita de los derechos de las mujeres que también vive en el extranjero.

"Ningún país monitorea a su gente de la manera que lo hacen en los países del Golfo. Ellos tienen todo el dinero, para poder comprar software avanzado de vigilancia", añade.

La situación ha llevado a los activistas a expresar su profunda preocupación por el futuro de la sociedad civil en Medio Oriente.

"La vigilancia destruirá la confianza de la gente en organizarse, expresarse e intercambiar ideas, en tratar de crear un movimiento político", advierte Gus Hosein, de Privacy International, con sede en Londres.

"Negociación responsable"

La BBC también ha pedido respuestas de los gobiernos de Arabia Saudita, Omán y los Emiratos Árabes Unidos. Aún no ha recibido ninguna.

Todas las ventas de Evident se realizaron de forma totalmente legal bajo las licencias de exportación del gobierno danés, emitidas por la Autoridad Empresarial de Dinamarca.

BAE Systems en Reino Unido declinó una solicitud de la BBC para una entrevista sobre el tema diciendo que iba en contra de la política de la empresa comentar sobre contratos específicos.

Pero en una declaración escrita, la compañía dijo: "Los sistemas BAE funcionan para varias organizaciones alrededor del mundo, dentro del marco regulatorio de todos los países relevantes y dentro de nuestros principios comerciales responsables".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Vision 2030 es el plan de Arabia Saudita para diversificar la economía y abrir culturalmente el país.

Durante el curso de la investigación de la BBC, surgió que las ventas de Evident también podrían potencialmente tener un impacto en la seguridad nacional de Reino Unido.

Una versión actualizada del sistema ofrece ahora otra capacidad: el descifrado o, para usar el término técnico, el criptoanálisis.

Esto permite a los usuarios leer las comunicaciones incluso si se han recibido un encriptado de seguridad.

El criptoanálisis es una herramienta tan poderosa que su exportación está estrictamente controlada.

Autorizaciones de exportación

La BBC obtuvo un intercambio de correos electrónicos entre las autoridades de exportación británicas y danesas de 2015, en el que la parte británica expresa claramente su preocupación por esta capacidad con referencia a una venta de Evident a Emiratos Árabes Unidos.

"Rehusaríamos una licencia para exportar este software de criptoanálisis de Reino Unido debido a las preocupaciones de los Criterios 5", dice el correo electrónico.

"Criterios 5" se refiere a la seguridad nacional de Reino Unido y sus aliados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde 2011, los estados del Golfo han intensificado los esfuerzos para frenar la disidencia con duras leyes de delincuencia cibernética.

La preocupación es que el software podría dar a los usuarios acceso a las propias comunicaciones de Reino Unido.

"Una vez que hayas vendido el equipo a alguien, probablemente puede hacer lo que quiera con él", dice Ross Anderson, profesor de Ingeniería de Seguridad en la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

"Un país árabe quiere comprar equipos de criptoanálisis supuestamente para su propia aplicación de la ley. Tiene embajadas en Londres, Washington, París y Berlín. ¿Qué les impide poner equipos de vigilancia a granel en nuestras ciudades y luego usar el equipo de criptoanálisis para descifrar todaslas llamadas por celulares que escuchan?", añade.

A pesar de las objeciones británicas, las autoridades danesas aprobaron la exportación de Evident.

El ministerio danés de Relaciones Exteriores declinó ser entrevistado, pero en un comunicado dijo que la Autoridad Empresarial de Dinamarca no otorgaría una autorización de exportación si un gobierno miembro de la Unión Europea solicitaba que no lo hiciera debido a preocupaciones de seguridad.

Los expertos en defensa sostienen que en un momento en que los países de todo el mundo se enfrentan a amenazas terroristas, existe una clara justificación para las ventas de equipos de vigilancia.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los expertos en seguridad cibernética han expresado su preocupación acerca de cómo se utilizan las herramientas de vigilancia.

"Es un intercambio", dice Jonathan Shaw, exjefe de Seguridad Cibernética del Ministerio de Defensa de Reino Unido.

"Me imagino que la consideración que las personas tienen en mente no es tanto la ventaja económica... sino que la seguridad del Estado con el que estamos hablando está estrechamente ligada a la nuestra o que están siguiendo a las personas que son una amenaza directa para Reino Unido y que necesitamos su ayuda", explica.

Según un informe del Ministerio de Interior de Reino Unido de 2016, la tecnología de vigilancia de masas ha desempeñado un papel importante en todas las investigaciones importantes contra el terrorismo en la última década.

"Cuantos más incidentes terroristas haya, más personas comenzarán a ver los beneficios de favorecer la seguridad sobre la privacidad", añade Shaw.

Nadie del gobierno de Reino Unido estaba dispuesto a hablar con la BBC sobre las implicaciones de las ventas de Evident, pero el Departamento de Comercio Internacional emitió una declaración:

"El gobierno toma muy en serio sus responsabilidades en materia de exportaciones de defensa y opera uno de los regímenes de control de exportaciones más fuertes del mundo. Todas las solicitudes de licencias de exportación se evalúan caso por caso con criterios estrictos, teniendo en cuenta todos los factores pertinentes al momento de la solicitud, incluidas las consideraciones de derechos humanos".

"Inaceptable"

La eurodiputada holandesa Marietje Schaake es de los pocos políticos europeos preparados para discutir las preocupaciones sobre las exportaciones de tecnología de vigilancia.

Ella dice que en última instancia, los países europeos pagarán un precio por los compromisos que están contrayendo ahora.

"Todos y cada uno de los casos en que alguien es silenciado o termina en la cárcel con la ayuda de las tecnologías de la Unión Europea creo que son inaceptables", dijo a la BBC.

"Creo que el hecho de que estas empresas sean actores comerciales, desarrollando estas tecnologías altamente sofisticadas que podrían tener un profundo impacto en nuestra seguridad nacional, en la vida de las personas, nos obliga a mirar nuevamente qué tipo de restricciones pueden ser necesarias, qué tipo de transparencia y rendición de cuentas son necesarias en este mercado antes de que se vuelva contra nuestro propio interés y nuestros propios principios", agregó.

Contenido relacionado