Militares de Bélgica matan a un supuesto atacante suicida y frustran un intento de "atentado terrorista" en el centro de Bruselas

Un guardia resguarda el área Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Guardias militares fueron desplegados en las calles alrededor de la Estación Central de Bruselas luego del incidente.

Militares belgas abatieron este martes en la estación Central de Bruselas a un hombre que había provocado "una pequeña explosión" en un caso que se investiga como intento de "atentado terrorista".

Fuentes judiciales confirmaron que el hombre, de entre 30 y 35 años, vestía un chaleco con explosivos o algo que se parecía e hizo detonar un artefacto cuando atrajo la atención de los soldados que vigilaban la estación.

Eric Van Der Sypt, portavoz de la fiscalía federal belga, dijo que las autoridades tratan el incidente como un acto "terrorista".

Tanto esa estación como la Grand-Place, la plaza principal de la ciudad, fueron evacuadas y las autoridades acordonaron varias calles en los alrededores.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Varias calles alrededor de la Estación Central fueron resguardadas por los guardias militares y la policía.

Nerviosismo

Nicolas Van Herrewegen, un funcionario de la estación, dijo a reporteros que estaba en el vestíbulo cuando ocurrió el incidente y que escuchó al hombre gritar 'Allahu Akbar' ("Dios es grande", en árabe)

"Yo estaba detrás de una pared cuando explotó. Bajé y alerté a mis colegas para evacuar a todo el mundo... No fue exactamente una gran explosión, pero el impacto fue bastante grande", le dijo a la agencia AFP.

Describió al sospechoso como un hombre fornido de pelo corto que vestía una camisa blanca y pantalones vaqueros.

"Vi que llevaba algo encima porque podía ver los cables saliendo, algo que pudo ser un chaleco suicida", dijo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las autoridades belgas están tratando este incidente como un "acto terrorista".

Arash Aazami llegó a la estación justo después de la explosión: "Al entrar en la estación, fuimos evacuados por el personal de seguridad", relató a la BBC.

"Vi a la gente alrededor corriendo hacia la calle, en busca de un lugar seguro y decidí hacer lo mismo", dijo.

A medida que la estación y la Grand-Place fueron evacuadas también se ordenó el cierre de negocios y restaurantes.

La Estación Central de Bruselas es una de las tres terminales principales de la ciudad.

Los guardias militares han estado vigilando las áreas públicas más concurridas de Bruselas desde que en marzo del año pasado 32 personas murieron en ataques en el aeropuerto de la ciudad y el metro,

Los atentados fueron reivindicados por el autodenominado Estado Islámico.

Temas relacionados