Los apartamentos de lujo que las autoridades de Londres compraron para las víctimas del trágico incendio de la Torre Grenfell

Torre Grenfell Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Al menos 79 personas murieron y decenas resultaron heridas tras el incendio en la Torre Grenfell.

Una semana después del horror, los sobrevivientes del incendio que consumió la Torre Grenfell de Londres empiezan a recibir noticias de aliento.

Al menos 79 personas murieron y muchas más se quedaron sin casa cuando un voraz incendio arrasó el bloque de apartamentos de la capital británica en la madrugada del miércoles 14 de junio.

Ahora, el gobierno anunció que los sobrevivientes del incendio serán reubicados en un complejo de apartamentos de lujo.

Los 68 apartamentos de una, dos o tres habitaciones, que fueron adquiridos por el gobierno y son descritos como "viviendas sociales recién construidas", están ubicados en el mismo distrito de Kensington y Chelsea, a unos 2,4 km de la Torre Grenfell.

"Los apartamentos fueron adquiridos por la Corporación de Londres y pasarán a ser parte de su inventario de viviendas sociales".

Se dice que en el mismo complejo los apartamentos privados se venden a precios que comienzan en US$2 millones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las llamas devoraron prácticamente entera la Torre Grenfell, una construcción de más de 24 plantas con 120 apartamentos.

"Reconstruir vidas"

El lujoso complejo, llamado Kensington Row, incluye servicio de conserje las 24 horas del día, cine privado, piscina, sauna y spa, según la página web de la empresa constructora, St Edwards.

Pero los residentes de Grenfell no tendrán acceso a esas instalaciones, que normalmente no se incluyen en los paquetes de viviendas sociales.

Según The Guardian "los apartamentos más lujosos de cuatro habitaciones en el complejo están actualmente a la venta por casi US$11 millones.

Los hogares que se están adquiriendo para los residentes de Grenfell forman parte de una cuota de departamentos más accesibles que se están construyendo y tienen especificaciones internas más simples.

Todas las casas, indicó el gobierno, se entregarán totalmente amuebladas y, agregó, serán completadas "con altas especificaciones de diseño".

Image caption El gobierno indicó que hará uso de "dinero público" para que los apartamentos sean completados más rápido.
Derechos de autor de la imagen BERKLEY GROUP
Image caption El complejo de apartamentos se encuentra cerca de Kensington y Chelsea.

Se espera que los apartamentos estén listos para fines de julio.

El Departamento para Comunidades y Gobierno Local informó que "se encontró dinero público para que los apartamentos sean completados más rápidamente y puedan contratarse más albañiles".

Agregó que "se espera que estas nuevas propiedades sean ofrecidas como una de las opciones para alojar de forma permanente a los residentes de la Torre Grenfell".

El secretario del Departamento, Sajid Javid, señaló que los residentes de Grenfell han pasado "por una de las experiencias más terribles y traumáticas que se pueden imaginar".

"Nuestra prioridad es lograr que todos los que perdieron sus hogares sean alojados de forma permanente y localmente lo más pronto posible para que puedan reconstruir sus vidas", agregó.

Desde la zona, la periodista de la BBC Jennifer Scott explica que el complejo Kensington Row es el ejemplo perfecto del floreciente mercado inmobiliario de Londres.

"Alquilar un apartamento de una habitación cuesta unos US$880 a la semana: es el precio que debes pagar por vivir en el mismo barrio que el príncipe William y Simon Cowell", cuenta Scott.

Los constructores están trabajando a destajo para terminar los nuevos bloques para los residentes, mientras los letreros que rodean el lugar prometen que "te puedes encontrar en las nubes" después de instalarte.

Los apartamentos tienen todos los detalles lujosos que cabe esperar en esta zona de la ciudad.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Los nuevos residentes no tendrán acceso a todas las instalaciones del complejo de lujo pero recibirán los apartamentos perfectamente amueblados.

George, residente en Kensington desde hace 30 años, dijo que sus nuevos vecinos serán bienvenidos.

"En tiempos de desastre, las comunidades tanto en el norte como en el sur de este barrio se unen", señaló. "Cuidaremos de los sobrevivientes y sus familias".

Theresa May pide perdón

Tras el desastre surgieron extensas críticas y enojo de los residentes que quedaron sin hogar por la lenta y caótica respuesta oficial.

Este miércoles, la primera ministra británica, Theresa May, pidió perdón por "los errores del Estado tras el incendio".

"La gente quedó sin sus pertenencias, sin techos sobre sus cabezas, incluso sin información básica sobre lo que sucedió, lo que debían hacer y dónde podían encontrar ayuda", expuso May ante los miembros del Parlamento.

"Eso fue un fallo del Estado -local y nacional- a la hora de ayudar a la gente cuando más lo necesitaban.

"Como primera ministra, pido perdón por ese fallo".

Temas relacionados

Contenido relacionado