Llamó al 911 y la mató un policía: la conmoción que causó la muerte de una australiana en Estados Unidos en circunstancias confusas

An undated photo of Justine Damond from her personal website. Derechos de autor de la imagen Justine Damond
Image caption Justine Ruszczyk era entrenadora de yoga.

Cuando la australiana Justine Ruszczyk sintió un ruido en el patio de su casa en Minneapolis (Minnesota) el sábado pasado decidió llamar al número de emergencias.

Salió cuando llegó la policía y terminó muerta. Uno de los agentes le disparó en circunstancias que todavía deben aclararse.

La muerte de la mujer, una profesora de yoga de 40 años de edad, estremeció desde el fin de semana a la opinión pública de Australia, donde los principales periódicos llevaron la noticia a portada, principalmente, por las incógnitas que rodearon los hechos.

Según informó un escueto comunicado del Departamento de Seguridad Pública de Minnesota, los agentes respondían a "una llamada de posible asalto" cuando "en un punto, un agente disparó su arma, impactando fatalmente a una mujer".

Tres fuentes con conocimiento del incidente dijeron al diario Minneapolis Star-Tribune que, al llegar la patrulla, Ruszczyk, vestida de pijama, se acercó a la puerta del conductor y hablaba con uno de los agentes cuando el otro, desde el asiento del copiloto, sacó la pistola y le disparó.

Pero ni las cámaras en el cuerpo de los agentes o la de la patrulla registraron el incidente. Por una causa desconocida, estaban apagadas.

La familia

El novio de la mujer, Don Damond, con quien debía contraer matrimonio el próximo mes, explicó este lunes en conferencia de prensa que su prometida llamó a emergencias luego de sentir unos lamentos cercanos, como de un asalto sexual.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Don Damond y su hijo exigen una investigación federal para aclarar las circunstancias del asesinato.

Al ver llegar la patrulla, comentó, la mujer salió a explicarles sus sospechas a los agentes y luego se oyó el disparo.

Damond y otros miembros de la familia, tanto en Australia como en Estados Unidos, exigieron una investigación federal para esclarecer las circunstancias del asesinato.

Los vecinos de la mujer fallecida también se han manifestado en las últimas hora pidiendo explicaciones por lo sucedido.

En un video publicado en Facebook, Zach Damond, hijastro de Ruszczyk, condenó la forma violenta en que actúa la policía de Estados Unidos.

"Estos policías necesitan ser entrenados de otra manera ", dijo.

Violencia policial

El Departamento de Seguridad Pública de Minnesota anunció este lunes que abrió una investigación para establecer las causas del incidente y determinar si existe alguna grabación, aunque los dos agentes están libres y disfrutan de una baja con sueldo.

Más de 500 personas han muerto en lo que va de año en Estados Unidos por disparos de la policía, según datos oficiales.

En junio pasado, un tribunal liberó a otro agente de Minnesota acusado del asesinato de Philando Castile, un afroestadounidense al que le disparó "por sentirse amenazado" durante un control de carreteras.

Temas relacionados

Contenido relacionado