La Casa Blanca revela que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo un segundo encuentro con el mandatario ruso Vladimir Putin del que no se había informado

Putin saluda a Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Hasta esta revelación, sólo se conocía de la reunión bilateral de dos horas que ambos mandatarios protagonizaron el 7 de julio.

Una cena en Alemania fue el marco de la segunda reunión entre Donald Trump y Vladimir Putin de la que acaba de informar la Casa Blanca.

Un funcionario estadounidense confirmó este martes que los presidentes de Estados Unidos y Rusia tuvieron un segundo encuentro en la cumbre de los líderes del G-20 que se realizó en Alemania hace un par de semanas.

Hasta ahora, sólo se conocía la reunión bilateral de dos horas que ambos mandatarios protagonizaron el 7 de julio.

En aquella reunión, según Trump, Putin negó las acusaciones de que había ordenado una intervención rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del año pasado.

El funcionario de la Casa Blanca, citado por medios estadounidenses, no especificó cuánto duró esta segunda reunión ni los temas que se discutieron.

También dio a conocer que Trump asistió al encuentro solo y que Putinestaba con su traductor oficial.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Alemania fue el escenario de los primeros encuentros entre Vladimir Putin y Donald Trump.

La relación entre los mandatarios de Estados Unidos y Rusia se encuentra bajo permanente escrutinio desde que comenzaron las acusaciones de una intervención rusa en las presidenciales de 2016.

Otros detalles

Ian Bremmer, presidente de la consultora de riesgo político Eurasia Group, brindó algunos detalles de la segunda cita entre los mandatarios en un boletín enviado a los clientes de su organización y que se hizo público.

El segundo encuentro entre Trump y Putin, según el analista internacional estadounidense, tuvo lugar tras una cena en Hamburgo.

Bremmer indicó que el presidente estadounidense pasó una hora hablando "de forma privada y animada" con el líder ruso y su traductor.

La falta de un traductor estadounidense generó sorpresa entre los otros asistentes a la cena, según Bremmer.

El funcionario de la Casa Blanca que informó de este encuentro dijo que las insinuaciones de que el gobierno de Estados Unidos había intentado ocultarlo son "falsas, maliciosas y absurdas".

Contenido relacionado