Estados Unidos: ¿puede Donald Trump usar sus poderes presidenciales para perdonarse a sí mismo o a sus familiares por la investigación sobre Rusia?

Donald Trump Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Trump asegura que como presidente tiene un "poder total" para emitir perdones.

Es una situación sin precedentes y abierta al debate.

En medio del escrutinio judicial acera de los posibles vínculos entre miembros de su campaña presidencial y Rusia, ha surgido una polémica sugerencia: la posibilidad de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, use sus facultades legales para perdonarse a sí mismo o a miembros de su familia.

Según informó el viernes The Washington Post, el mandatario estadounidense ha estado indagando acerca del alcance de sus poderes presidenciales para emitir perdones, como una forma de debilitar la investigación especial que adelante el exdirector del FBI Robert Mueller sobre la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016.

Tras la publicación de la información, este sábado Trump divulgó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que, en aparente referencia a esa información, dice que se trata de "noticias falsas", aunque no sin antes destacar el amplio alcance su capacidad para emitir perdones.

"Aunque todos coinciden en el que el presidente de Estados Unidos tiene poder total para perdonar, por qué pensar en eso cuando el único delito hasta ahora son las filtraciones contra nosotros. Noticias falsas", dijo.

Aunque hasta ahora ninguna investigación ha establecido de forma firme que Trump o algún miembro de su familia o de su equipo de campaña haya cometió alguna ilegalidad, el tema de un eventual perdón se convirtió en un asunto de debate en los medios estadounidenses.

Para algunos expertos, esto sería como que un juez dirigiera un juicio en el que está siendo acusado. Sin embargo, otros creen que aunque Trump puede estar en lo cierto, esa no sería exactamente una buena idea.

Derechos de autor de la imagen Twitter / @realDonaldTrump
Image caption "Aunque todos coinciden en el que el presidente de Estados Unidos tiene poder total para perdonar, por qué pensar en eso cuando el único delito hasta ahora son las filtraciones contra nosotros. Noticias falsas", dijo Trump

Pero, ¿cuáles son los límites al perdón presidencial?

Un derecho constitucional

El poder de los presidentes estadounidenses para emitir perdones se encuentra consagrado en la Constitución.

El artículo II, sección 2, establece que los presidentes tienen "poder para otorgar indultos y perdones por delitos contra Estados Unidos, excepto en los casos de impeachment".

En la práctica, un presidente aprobar una medida de clemencia o una conmutación -una reducción de una sentencia a prisión. También puede otorgar un perdón completo.

Un individuo no tiene que haber sido imputado o condenado para recibir un perdón y un presidente no puede otorgárselo a quienes hayan infringido leyes estadales.

Entonces, ¿puede Trump perdonarse a sí mismo?

La respuesta corta es: no se sabe, dada la breve redacción pero amplio alcance del texto constitucional y el hecho de que no existe presidente de un mandatario estadounidense emitiendo un perdón semejante.

Algunos expertos en Derecho dicen que no, basados en una opinión emitida por el departamento de Justicia pocos días antes de la renuncia del presidente Richard Nixon en la que se señala que él no podía perdonarse a sí mismo "bajo la norma fundamental de que nadie puede ser juez de su propio caso".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump Jr. ha estado envuelto recientemente en la polémica tras saberse que se reunió con una abogada rusa.

"El departamento de Justicia tenía razón al señalar que se podía encontrar orientación sobre el tema en el principio básico de que nadie puede ser al mismo tiempo juez y defensor sobre el mismo asunto y de que nadie está por encima de la ley", escribieron los expertos Laurence H. Tribe, Richard Painter y Norman Eisen en el Washington Post.

Sin embargo, otros señala que la Constitución no excluye el autoperdón.

"Perdonarse a sí mismo puede bien ser algo escandalosamente impropio…pero la respuesta que la Constitución crea para un mal comportamiento semejante es el impeachment, una solución política en lugar de penal", dijo Mark Tushnet, profesor de derecho de la Universidad de Harvard, al medio digital Vox.

Pero, en todo caso, ¿podría un autoperdón beneficiar a Trump?

Aunque los expertos tienen opiniones divergentes sobre si el mandatario puede perdonarse a sí mismo, hay un mayor consenso en torno a que se trataría de una jugada plagada de dificultades.

Jonathan Turley, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington, considera que un presidente que se perdona a sí mismo abriría un debate sobre el "abuso de poder".

"Es importante tener en cuenta que semejante perdón no lo protegería de un impeachment ni de una acusación por infringir leyes estadales. Tampoco detendría la investigación", dijo Turley al diario Los Angeles Times.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jared Kushner, yerno y asesor de Trump en la Casa Blanca, se reunió con el embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak, durante la campaña electoral.

El impeachment es fundamentalmente un proceso político, así que un perdón no podría evitar que un Congreso adverso lleve adelante este tipo de medidas en contra de un presidente.

Dos profesores de derecho de la Universidad de Chicago, Daniel Hemel and Eric Posner, afirmaron en un artículo en The New York Times que si Trump otorga un perdón a alguno de sus familiares abre la posibilidad de ser acusado de obstrucción a la justicia.

Si se perdonara a sí mismo, surgirían dudas acerca de si se trata de una medida válida y el caso podría terminar en la Corte Suprema de Justicia.

¿Quiénes han sido perdonados antes?

El presidente Gerald Ford otorgó un perdón para exculpar a su predecesor, Richard Nixon, por el escándalo de Watergate.

Derechos de autor de la imagen Hulton Archive
Image caption Gerald Ford emitió un perdón para favorecer a Richard Nixon por el caso Watergate.

Justificó su decisión con el argumento de que era esencial para el país seguir adelante. Fue una medida polémica que aún hoy es motivo de controversia y que, según creen algunos, su aplicación hizo que Ford perdiera las elecciones en 1976. Otros creen que tomó una iniciativa difícil, pero correcta.

En otras ocasiones, los mandatarios han emitido amplios perdones para sanar las heridas del país, como hizo el presidente Andrew Jackson al perdonar a los sureños tras el fin de la Guerra Civil.

Bill Clinton causó una gran polémica cuando aplicó esta medida a gran cantidad de personas durante su último día en la Casa Blanca, beneficiando entre otros a su cuñado Marc Rich, quien estaba acusado de fraude y evasión fiscal.

Pero, quizá la persona más famosa que últimamente se ha beneficiado de un perdón es Chelsea Manning, quien había recibido una condena a 35 años de cárcel por filtrar documentos secretos a Wikileaks.

Temas relacionados

Contenido relacionado