Donald Trump anuncia que las personas transgénero no podrán servir en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

San Diego LGBT pride parade, 15 July 2017 Derechos de autor de la imagen EPA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no permitirán que personas transgénero presten servicio en sus filas "en ninguna capacidad".

En una serie de mensajes en Twitter, Trump afirmó que había tomado esa decisión después de consultar a altos funcionarios y expertos militares.

Señaló que las personas transgénero impondrían una carga a las Fuerzas Armadas por los "tremendos"costos y alteraciones.

"Nuestro ejércitodebe estar enfocado en la victoria decisiva y arrolladora y no se le puede imponer una carga con los tremendos costos médicos y problemas que implicarían los transgénero", escribió Trump.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump dijo que los transgénero impondrían una carga a las Fuerzas Armadas por los "tremendos" costos médicos y alteraciones.

La administración de Barack Obama decidió el año pasado permitir que las personas transgénero puedan servir abiertamente en las Fuerzas Armadas.

Pero en junio, el Secretario de Defensa, James Mattis, aprobó una postergación de seis meses en el reclutamiento de individuos transgénero para el servicio militar.

Contradicciones

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "Después de consultar con mis generales y expertos militares, les informamos que el gobierno de Estados Unidos no permitirá que personas transgénero sirvan en las Fuerzas Armadas, en ninguna capacidad" declaró Trump en un tuit.

El anuncio de Trump sobre los supuestos costes que implicarían las personas transgénero para el ejército se contradice con un estudio de la Corporación RAND, centro de estudios que forma a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, según el cual la participación de este grupo tendría un impacto mínimo en los gastos del ejército.

De acuerdo con un informe publicado por ese centro en 2016, la inclusión de estas personas implicaría un coste de salud de entre $2,4 millones y $8,4 millones al año, lo que representa entre un 0,04 y un 0,13% de los gastos de salud de las fuerzas armadas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Chelsea Manning es uno de los rostros más conocidos de las personas transgénero que han pasado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Datos de la Agencia de Salud de Defensa, que controla los servicios médicos de las Fuerzas Armadas, indican que el Pentágono gastó solo en 2014 unos $500.000 en Viagra.

Reacciones

El anuncio ocurrió tras un debate en el Capitolio sobre si el Pentágono debe pagar el tratamiento médico para la transición de género de sus soldados.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption La representante republicana de Missouri presentó una iniciativa para impedir que el Pentágono utilice fondos para apoyar el tratamiento de los transgénero.

La representante republicana de Missouri Vicky Hartzler propuso una enmienda para prohibir que el Ejército emplee dinero de los fondos destinados por el Congreso para la defensa en cirugías de reasignación sexual o la terapia hormonal vinculada a esta.

Hartzler fue una de las primeras en reaccionar a la medida de Trump y aseguró sentirse complacida por que el presidente escuchó su preocupación sobre esta "costosa y dañina política".

Entre los republicanos, el senador John MacCain, quien preside el Comité de Servicios Armados del Senado, fue de los primeros en cuestionar el anuncio de Trump.

"El tuit del presidente de esta mañana con respecto a los estadounidenses transgénero en el ejército es otro ejemplo de por qué los anuncios sobre políticas no deberían hacerse a través de Twitter ", escribió.

Derechos de autor de la imagen Twiiter
Image caption La republicana, que tiene un hijo transgénero, se opuso a la medida del presidente.

El presidente del conservador Consejo de Investigación de la Familia, Tony Perkins, mostró u apoyo a la decisión de Trump "por cumplir su promesa de volver a las prioridades militares y no continuar la experimentación social".

Mientras, la senadora republicana Ileana Ros-Lethinen, quien tiene un hijo transgénero, aseguró en un tuit que "ningún estadounidense, sin importar su orientación sexual o su identidad sexual, se le debería prohibir el honor + privilegio de servir a nuestra nación".

Chelsea Manning, la soldado transgénero liberada hace unos meses gracias al perdón del expresidente Barack Obama, tras pasar siete años en prisión por haber filtrado documentos secretos a WikiLeaks, aseguró, también en Twitter, que "hoy hay más razones para desmantelar el inflado y peligroso estado militar/de servicios de inteligencia/policial para financiar un sistema sanitario para todos".

Contenido relacionado