"No hace absolutamente nada": las razones de la exfiscal para crímenes de guerra Carla Del Ponte para renunciar a la comisión de investigación de la ONU sobre Siria

Carla del Ponte Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption "Estoy frustrada, renuncio", dijo Carla del Ponte.

Las exfiscal de crímenes de guerra Carla Del Ponte ha anunciado que abandona la comisión de Naciones Unidas que investiga los abusos a los derechos humanos en Siria porque "no hace absolutamente nada".

Del Ponte llevaba casi cinco años trabajando en la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria de Naciones Unidas.

La guerra civil en Siria ha causado más de 300.000 muertes y ha provocado el desplazamiento forzado de millones de personas desde que comenzó, en 2006.

Del Ponte, quien fue fiscal general en Suiza, se convirtió en una persona respetada internacionalmente cuando investigó los crímenes de guerra en Ruanda y en la ex Yugoslavia.

"Estoy frustrada, renuncio", aseguró Del Ponte al diario suizo Blick. "He escrito mi carta de renuncia y la enviaré en los próximos días".

Añadió que "todos en Siria están en el lado malo. El gobierno (de Bashar al Asad) ha perpetrado crímenes horribles contra la humanidad y ha utilizado armas químicas. Y la oposición está formada ahora por extremistas y terroristas".

"No puedo seguir en esta comisión que no hace absolutamente nada", aseguró.

"No hay justicia para Siria"

Del Ponte también habló sobre el tema durante un panel de discusión en el Festival de Cine de Locarno.

"No tengo poder mientras el Consejo de Seguridad (de Naciones Unidas) no haga nada. No hay justicia para Siria", afirmó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Siria lleva seis años en una guerra civil que ha dejado cientos de miles de muertos y millones de desplazados.

La comisión tiene la tarea de investigar las violaciones a los derechos humanos y los crímenes de guerra en Siria desde que comenzó el conflicto, en marzo de 2011.

Ha publicado una docena de informes, pero los investigadores nunca tuvieron acceso al país y su trabajo depende de entrevistas, fotos, registros médicos y otros documentos.

Del Ponte aseguró que nunca antes vio crímenes de tal envergadura, ni siquiera en el ex Yugoslavia o en Ruanda.

Dijo que tanto ella como otros miembros de la comisión han pedido reiteradas veces al Consejo de Seguridad que traslade la situación en Siria al Tribunal Penal Internacional.

En un comunicado, la comisión le agradeció sus contribuciones y sus "esfuerzos personales e intervenciones para apoyar la causa de la justicia".

Temas relacionados

Contenido relacionado