Corea del Norte: líder Kim Jong-un ya tiene los planes de ataque con misiles a la isla de Guam aunque "primero observará las acciones" de Estados Unidos

Una imagen difundida por el medio estatal norcoreano KCNA muestra a soldados en una concentración en Pyongyang el 11 de agosto de 2017. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Corea del Norte ha subido el tono desafiante contra Estados Unidos.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, fue informado el lunes de los planes para lanzar misiles hacia la isla de Guam, territorio estadounidense en el Pacífico, según informó el medio estatal del país asiático.

Pero el reporte señaló que el mandatario primero observaría las acciones de Estados Unidos antes de tomar una decisión sobre " el fuego envolvente en Guam".

La semana pasada, Pyongyang dijo que estaba elaborando un plan operativo para disparar misiles en los alrededores de la isla, donde están situados los bombarderos estadounidenses.

El anuncio llegó en medio de una aguda escalada en la retórica entre ambos países.

El informe, dado a conocer por la agencia de noticias estatal KCNA, señaló que Kim Jong-un "examinó el plan por un largo tiempo" y lo discutió con funcionarios militares de alto rango.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Estados Unidos tiene una base naval en la isla de Guam, en el Pacífico.

El comandante norcoreano de la fuerza estratégica estaba esperando órdenes "después de concluir los preparativos para el fuego envolvente en Guam", añadió el reporte.

El medio estatal citó al líder norcoreano, quien dijo: "Estados Unidos, que fue el primero en traer numerosos y estratégicos equipos nucleares cerca de nosotros, debería ser el primero en tomar la decisión correcta y en demostrar con acciones si desea aliviar las tensiones en la península de Corea y así prevenir un peligroso choque militar".

Kim Jong-un ordenó al ejército que esté listo para lanzar los misiles si llegase a decidir sobre tomar acciones, agregó el informe.

"De cualquier ataque, a cualquier hora"

Más temprano, el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, advirtió que cualquier ataque de Corea del Norte podría escalar rápidamente a una guerra.

Estados Unidos (...) debería ser el primero en tomar la decisión correcta y en demostrar con acciones si desea aliviar las tensiones en la península de Corea".

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

Mattis dijo que el ejército estadounidense defendería a su país "de cualquier ataque, a cualquier hora y desde cualquier punto".

Corea del Sur, que ha manifestado su alarma por las crecientes tensiones en la región, urgió a Washington a buscar una solución diplomática a la crisis.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo durante un encuentro con el jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército de EE.UU., Joseph Dunford, que su principal prioridad e "interés nacional" era la paz.

El mandatario pidió a Corea del Norte que "detenga todas las provocaciones y la retórica hostil".

Sanciones y amenazas

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a Corea del Norte con "fuego y furia" si continuaba desafiando a Washington y a sus aliados, y después aseguró que el arsenal nuclear de su país era "más poderoso que nunca antes".

Derechos de autor de la imagen AFP

China, el aliado más cercano de Pyongyang, urgió a la calma.

Las Naciones Unidas aprobaron recientemente nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte en un intento de presionar al país a abandonar sus ambiciones nucleares.

Las medidas apuntan a eliminar un tercio de los ingresos por exportaciones del país.

Las sanciones fueron una respuesta a las pruebas de dos misiles balísticos intercontinentales que Pyongyang llevó a cabo en julio, con los que aseguró tener la capacidad para atacar el territorio continental de EE.UU.

Corea del Norte rechazó la acción de la ONU y le llamó una "violenta violación de nuestra soberanía", al tiempo que advirtió que EE.UU. "pagaría el precio".

Contenido relacionado