Estados Unidos: Trump insiste en que "ambos bandos tienen la culpa" de la violencia en una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville

Media playback is unsupported on your device
“Nadie quiere decir eso, pero lo diré ahora mismo”: las polémicas palabras de Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió este martes en que "ambos bandos tienen la culpa" de la violencia registrada durante una marcha de supremacistas blancos el sábado pasado en Charlottesville, Virginia.

Aunque el lunes Trump había expresado su condena a los supremacistas blancos, este martes volvió a afirmar que también hay que culpar a los extremistas de izquierda que según él cargaron contra los manifestantes que tenían los permisos en regla.

Trump también defendió que tardó dos días en expresar su condena a los neonazis y racistas que organizaron la marcha porque quería tener claro los hechos.

El mandatario había sido duramente criticado por haberse tomado dos días para condenar a los grupos de extrema derecha organizadores de la protesta contra la remoción de la estatua del polémico general Robert E. Lee, héroe de los confederados en la guerra civil.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump defendió su tardanza en condenar a los racistas porque quería estar seguro de los hechos.

El sábado, el presidente se había limitado a criticar que hubo violencia de "muchos lados".

Ese día, un joven llamado James Alex Fields, Jr., arrolló con un automóvil a un grupo de contramanifestantes en Charlottesville. Le causó la muerte la activista Heather Hayer y dejó 19 heridos.

"Con palos"

Trump, en contraposición a "alt-right" -término que se puede traducir como "derecha alternativa" y que es usado por grupos de ultraderecha-, se refirió a lo que llamó "alt-left" (izquierda alternativa).

Así, en un intercambio con periodistas, dijo: "Entonces qué pasa con 'alt-left' que llegaron cargando a… a 'alt-right'. ¿No tienen nada de culpa? ¿Qué pasa con el hecho de que llegaron cargando… con palos en las manos?", dijo Trump.

El presidente aseguró que, además de los neonazis y supremacistas, entre quienes protestaban contra que se sacara la estatua también había mucha "gente buena".

Y se preguntó si se deberían sacar igualmente las estatuas de los presidentes George Washington o Thomas Jefferson, quienes también tuvieron esclavos.

Las declaraciones de Trump fueron bienvenidas por David Duke, antiguo líder del Ku Klux Klan, quien tuitegó: "Gracias presidente Trump por su honestidad y valentía al decir la verdad sobre #Charlottesville y condenar a los izquierdistas terroristas de Antifa".

Temas relacionados

Contenido relacionado