Cómo el escándalo por los supremacistas blancos llevó a la ruptura entre Donald Trump y los grandes empresarios que lo asesoraban

Donald Trump en la Casa Blanca Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Donald Trump decidió disolver sus consejos de asesoría económica ante la renuncia de varios de sus miembros.

Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos con la promesa de velar por los intereses de las compañías del país, pero su respuesta a la violencia de grupos supremacistas blancos le costó el divorcio de líderes empresariales que lo asesoraban.

El mandatario anunció este miércoles el desmantelamiento de sus dos principales consejos de asesoría empresarial después que altos ejecutivos de grandes firmas del país abandonaran en cadena sus puestos como asesores en esas entidades.

Los empresarios renunciaron para expresar su molestia ante comentarios del Trump en los que equiparó a grupos supremacistas blancos con manifestantes que se opusieron a éstos el fin de semana en Charlottesville.

"Como nuestros miembros han expresado individualmente en los últimos días, la intolerancia, el racismo y la violencia no tienen absolutamente lugar en este país y son una afrenta a los valores centrales estadounidenses", indicó un comunicado del Foro de Estrategia y Políticas del presidente.

"Creemos que el debate sobre la participación en el Foro se ha convertido en una distracción de nuestro deseo sincero y bien intencionado de ayudar a las discusiones políticas vitales sobre cómo mejorar las vidas cotidianas de los estadounidenses. Como tal, el presidente y nosotros estamos disolviendo el Foro", agregó el texto.

Miembros de este consejo, que incluía a altos ejecutivos de empresas como IBM, JP Morgan y BlackRock, habían mantenido este mismo miércoles por la mañana una conferencia telefónica para discutir lo que harían, informaron medios estadounidenses.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los ejecutivos de IBM, Pepsi Co.., Blackstone Group, General Motors, Goldman Sachs, y Walmart eran algunos de los miembros del consejo empresarial ecónomico del presidente.

Lo mismo tenían previsto hacer más tarde integrantes del Consejo de Manufactura, que estaba formado por líderes de empresas como 3M o Campbell Soup, tras una serie de abandonos registradas desde el lunes.

Ante este panorama, Trump anunció a través de su cuenta de Twitter la decisión de cerrar ambos consejos asesores.

"En vez de poner tanta presión en los empresarios del Consejo de Manufactura y el Foro de Estrategia y Política, estoy cerrando los dos", indicó el mandatario.

Esto supone un revés especial para el presidente, que llegó al poder presentándose a sí mismo como un empresario exitoso capaz de defender los intereses de las compañías del país ante la competencia exterior.

Trump también enfrenta críticas de su propio Partido Republicano y de opositores por su ambigüedad y falta de contundencia al rechazar las acciones violentas de grupos de extrema derecha que acabaron con la vida de una mujer en Charlottesville el fin de semana.

Media playback is unsupported on your device
“Nadie quiere decir eso, pero lo diré ahora mismo”: las polémicas palabras de Donald Trump

Temas relacionados

Contenido relacionado