Un juez rechaza la petición de la víctima de Roman Polanski para desestimar su caso por violación

Samantha Geimar y Roman Polanski Derechos de autor de la imagen AFP/ Getty
Image caption Roman Polanski (der) violó a Samantha Geimer en 1977 cuando ella tenía 13 años.

Una corte de Los Ángeles, California, Estados Unidos, rechazó la solicitud de una víctima de abuso sexual del director de cine Roman Polanski para desestimar el caso por violación abierto desde los 1970.

Samantha Geimer, de 54 años, declaró al Tribunal Superior de Los Ángeles que había perdonado al director de cine y quería seguir adelante con su vida.

Pero el juez dictaminó que su testimonio era evidencia del daño que se le había hecho y que Polanski debía enfrentar la justicia.

El cineasta huyó a Francia después de que se le acusó de drogar y violar a Geimer, que entonces, en 1977, tenía 13 años.

Polanski admitió la acusación de estupro y pasó 42 días en prisión. Pero estando en libertad bajo fianza y ante el temor de tener que volver a prisión para cumplir una condena mucho más severa, huyó de Estados Unidos a fines de 1978.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Ha habido varios intentos de extraditar a Roman Polanski a Estados Unidos.

En junio pasado, Geimer se presentó ante el tribunal y pidió que el caso fuera desestimado.

"Se los imploro como un acto de misericordia para mi y para mi familia", declaró.

Pero en su dictamen este viernes, el juez federal Scott Gordon indicó que el caso no debía ser desestimado "simplemente porque sería lo mejor para la víctima".

"Tal como lo describió elocuentemente la señorita Geimer, la conducta (de Polanski) continúa perjudicándola y agrava el trauma del abuso sexual cometido contra ella que dio lugar a este caso", declaró el juez.

El dictamen surge pocos días después de que otra mujer indicara que había sido molestada sexualmente por Polanski en 1973, cuando tenía 16 años.

La mujer, nombrada como Robin, no puede demandar a Polanski debido a la disposición legal en materia de plazos, pero indicó que testificaría en su contra en el caso de Geimer.

El abogado franco polaco del director declaró que su cliente estaba desilusionado por el dictamen pero que no regresaría a Estados Unidos.

Temas relacionados

Contenido relacionado