La foto que ilustra los tumultuosos 7 meses del equipo de Donald Trump en la Casa Blanca

Trump, Priebus, Pence, Bannon, Spicer y Flynn en la Oficina Oval. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cuatro de las seis personas que están en la foto ya no acompañan al presidente Donald Trump. El último en salir fue el jefe de estrategia, Steve Bannon.

Donald Trump llevaba 8 días como presidente de Estados Unidos cuando esta foto fue publicada.

La imagen muestra a Trump y su círculo más íntimo de colaboradores en la Oficina Oval, mientras el mandatario recibía la llamada del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Fue uno de los primeros y más icónicos retratos del nuevo equipo de gobierno y cada uno de los seis hombres en la foto se ve trabajando de forma solemne.

Siete meses después, el círculo cercano de Trump incluye sólo al vicepresidente, Mike Pence.

El último en retirarse de la Casa Blanca fue Steve Bannon, jefe de estrategia y mano derecha de Trump, quien abandonó su puesto este viernes.

¿Qué pasó con cada uno de los retratados en la imagen?

1. Donald Trump, presidente

A siete meses de su toma de posesión, Trump está bajo mucha presión en distintos frentes: sociales, políticos, internacionales, ambientales.

Pero sigue siendo el presidente.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Trump está bajo mucha presión en distintos frentes: sociales, políticos, internacionales, ambientales.

Su mandato continúa ensombrecido por las investigaciones de la interferencia rusa en las elecciones presidenciales y el supuesto vínculo de su campaña con Moscú.

Y temas clave de su gobierno como la derogación de la ley sanitaria, conocida como Obamacare, y el veto migratorio, han sufrido grandes reveses en el Congreso y la Justicia.

Como si eso no fuera suficiente, en la última semana ha recibido fuertes críticas por su tibia respuestas a los eventos de Charlottesville, Virginia, donde una marcha de supremacistas blancos y neonazis terminó en una trifulca con contramanifestantes, dejando una persona muerta y decenas de heridos.

2. Reince Priebus, (ahora ex) jefe de gabinete

Luego de seis meses como jefe de gabinete, Reince Priebus no sólo falló en ponerle orden al gobierno, sino que perdió la confianza de quien lo puso en el puesto: Trump.

Sin embargo, los días previos a su renuncia fueron escandalosos.

El entonces nuevo (y ahora ex) director de comunicaciones, Anthony Scaramucci, dio una entrevista en las que describía a Priebus en términos insultantes, llamándole "paranoico" por unas filtraciones internas.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Reince Priebus era una de las pocas figuras importantes del Partido Republicano en un cargo alto en el gobierno de Trump.

Luego de trabar una alianza informal con Bannon y competir contra la hija del presidente, Ivanka Trump, y contra su yerno, Jared Kushner, para ser el bando más influyente en la Casa Blanca, Priebus terminó por ser visto como una figura débil.

El exjefe del Congreso Nacional Republicano fue reemplazado por el general John Kelly, quien desde entonces intenta imprimirle disciplina a la Casa Blanca.

3. Mike Pence, vicepresidente

El exgobernador de Indiana y político republicano de larga experiencia, Mike Pence, fue compañero de Trump en la fórmula presidencial y electo vicepresidente. Siete meses después, sigue allí.

De hecho, de todos los asesores del presidente presentes en la foto, es el único que sigue allí.

A principios de agosto, Pence se vio forzado a negar que estaba preparando su candidatura presidencial para la campaña de 2020, información que salió publicada en el diario The New York Times.

4. Steve Bannon, (ahora ex) jefe de estrategia

Bannon fue la última gran salida. Su renuncia "de mutuo acuerdo" se vio precipitada por la partida de su aliado, Priebus, y la llegada del nuevo jefe de gabinete, Kelly, quien le pidió que se reconsiderara su posición dentro de la Casa Blanca.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bannon era una de las figuras más controversiales en el equipo de gobierno de Trump.

Como ferviente defensor de la derecha conservadora y entonces jefe del sitio de noticias ultranacionalista Breitbart News, fue un hombre clave en la elección de 2016.

Pero cuando llegó a la Casa Blanca comenzó a tener problemas con las facciones más moderadas del partido y del propio círculo cercano al presidente, como son Ivanka Trump y Kushner.

Muchos vieron a Bannon como el responsable de la ambigua respuesta de Trump a los acontecimientos en Charlottesville, quien adjudicó la violencia desatado tanto a los supremacistas blancos y neonazis como a los manifestantes opositores.

Ahora Bannon ha regresado a Breitbart como director ejecutivo.

5. Sean Spicer, (ahora ex) secretario de prensa

Sean Spicer se volvió famoso por su férrea defensa del presidente Trump frente a los medios. Tan histriónicas eran sus conferencias de prensa que llegaron a tener más audiencia que las telenovelas en EE.UU. y la multipremiada actriz Melissa McCarthy lo imitó en varios programas de la comedia Saturday Night Live.

No obstante, Spicer dimitió a finales de junio debido al nombramiento de Scaramucci.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sean Spicer fue duramente criticado por decir que Hitler no usó armas químicas durante la Segunda Guerra Mundial.

En declaraciones a la cadena de noticias Fox News, dijo que había riesgo de que hubiera "muchos cocineros en la cocina".

The New York Times, por su parte, informó que Spicer se opuso de forma vehemente a la designación de Scaramucci.

Al final, Scaramucci solo duró 10 días en su cargo, mientras Spicer todavía continuaba en la Casa Blanca para hacer la transición.

6. Michael Flynn, (ahora ex) consejero de seguridad nacional

La de Michael Flynn fue tal vez una de las salidas más sonadas del gobierno de Trump. El entonces consejero de seguridad nacional se vio obligado a dejar su puesto después de que se conocieran sus vínculos con Rusia.

Técnicamente Flynn renunció, pero a pedido del presidente.

Su salida fue precedida por un escándalo cuando se conoció que Flynn no había dado a conocer sus vínculos y encuentros con el embajador ruso en EE.UU., Sergey Kislyak.

Temas relacionados

Contenido relacionado