Estados Unidos: Harvey toca tierra como huracán categoría 4 en Texas donde se esperan "inundaciones catastróficas"

Fuertes vientos en Padre Island Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption El huracán Harvey podría llegar a tierra como categoría 4, según la previsión de las autoridades.

El ojo del huracán Harvey, la tormenta más poderosa en golpear a Estados Unidos en más de una década, tocó tierra la noche de este viernes en el estado de Texas, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

Pocas horas antes de su llegada a las costas del sureste del estado, el NHC reportó que Harvey había alcanzado categoría de huracán 4 (de 5), con vientos máximos sostenidos de hasta 209 km/h.

"Se esperan inundaciones catastróficas debido a las fuertes lluvias y la oleada de tormentas", advirtió el NHC.

Su peligrosidad ha puesto en estado de emergencia a todo estado del sur de EE.UU., donde se esperan las lluvias más fuertes la noche de este viernes y madrugada del sábado.

Las autoridades también emitieron una alerta de tornado para el área de Bonney, ubicada al sur de Houston, la cuarta ciudad más poblada de EE.UU.

"Obviamente podemos decir ya en esta etapa que esto va a ser un desastre muy importante", dijo el gobernador Greg Abbott la tarde del viernes, tras informar que 1.000 miembros de la Guardia Nacional fueron desplegados para ayudar a evacuar poblaciones.

"Vamos a estar lidiando con las inundaciones record en muchas regiones", previó Abbott.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había declarado a Texas de manera preventiva como área de desastre, lo que libera recursos federales para atender la emergencia.

"La tormenta convertida en huracán está haciéndose mucho más grande y más poderosa de lo que se proyectaba. El gobierno federal está en el sitio y listo para responder. ¡Mantente seguro!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Se espera que provoque una descarga de 97 milímetros de agua en Texas y fuertes tormentas en partes del vecino estado de Luisiana, así como en el estado mexicano de Tamaulipas.

La región costera, entre Port Mansfield y High Island, se encontraba en emergencia desde la noche del jueves.

"Inundaciones históricas"

Desde el jueves, el gobernador Greg Abbott declaró estado de emergencia en treinta condados situados en la zona sureste del estado.

Además, este viernes advirtió que el estado sureño sufrirá "inundaciones históricas".

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption Algunas estaciones de gasolina se quedaron sin combustible en Texas.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los habitantes de Corpus Christi que decidieron quedarse se prepararon con bolsas de arena para proteger sus casas de inundaciones.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde horas de la tarde, las ráfagas Harvey se podían sentir en Corpus Christi.
Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption Harvey podría ser el primer huracán que toca el territorio de Texas desde 2008.

Escuelas en comunidades del sureste del estado suspendieron las clases, desde Corpus Christi hasta Galveston, donde viven unas 5,8 millones de personas.

Compañías energéticas como Royal Dutch Shell, Anadarko Petroleum y Exxon Mobil evacuaron a su personal de las plataformas de petróleo y gas en el golfo de México, informó la agencia Reuters.

Harvey se fortaleció a partir de los restos de la tormenta tropical que se formó la semana pasada en aguas del Caribe, la novena de la temporada de huracanes en el Atlántico.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los estantes de los supermercados quedaron casi vacíos debido a la demanda de provisiones de los residentes de Texas durante la alerta de huracán.
Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption El gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtió que el estado sureño sufrirá "inundaciones históricas".

Temas relacionados

Contenido relacionado