Por qué en Colombia y Brasil quieren juzgar al general Jagath Jayasuriya de Sri Lanka por crímenes contra la humanidad

Imagen de Jagath Jayasuriya (en el centro) de julio de 2013. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jagath Jayasuriya (en el centro) dirigió las tropas de Sri Lanka durante las últimas etapas de la guerra civil que atravesó su país en 2009.

Jagath Jayasuriya es embajador de Sri Lanka en Brasil y en otros cinco países de Latinoamérica. Pero su polémico papel como comandante del ejército durante la extensa guerra civil que vivió su país entre 1983 y 2009 parece haber puesto fin a su misión en tierras sudamericanas.

Grupos de derechos humanos interpusieron esta semana demandas ante tribunales de Brasil y en Colombia -donde Jayasuriya ejerce de embajador concurrente, junto a Perú, Chile, Argentina y Surinam- para que sea juzgado ahí por crímenes de guerra.

Los activistas alegan que Jayasuriya supervisó las unidades militares responsables de atacar hospitales, torturar, matar y hacer desaparecer a decenas de miles de personas de minoría tamil, durante la última fase del conflicto interno srilankés, entre 2007 y 2009.

Se calcula que durante los 26 años que duró la guerra de Sri Lanka murieron más de 100.000 personas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los últimos cinco meses de la guerra fueron especialmente sangrientos. Se calcula que más de 100.000 personas perdieron la vida durante el conflicto.

Según la ONU, entre 40.000 y 70.000 perecieron durante la fase final -una de las más sangrientas- cuando las fuerzas del gobierno se enfrentaron a los rebeldes separatistas, los Tigres Tamiles.

También en Argentina, Perú y Chile

Según Yasmin Sooka, del Proyecto Internacional de la Verdad y la Justicia (ITJP, por sus siglas en inglés) -la organización que lidera las acusaciones- el general también será acusado ante tribunales de Argentina, Perú y Chile.

Y aunque Jayasuriyane ya partió rumbo a Sri Lanka, Sooka dijo que todo indica que renunciará a su cargo de embajador nada más llegar a la capital, Colombo, donde se le espera este miércoles.

Derechos de autor de la imagen ISHARA S.KODIKARAGetty Images
Image caption Grupos humanitarios llevan años buscando emprender acciones contra Jagath Jayasuriya.

"Su inmunidad diplomática cesará una vez que deje el puesto", explicó la activista, quien que el embajador había decidido tomar un vuelo a Dubai desde Brasil luego de haber sido puesto sobre aviso.

"Y lo que es maravilloso es que los países latinoamericanos entonces podrán presentar una orden de arresto, ponerlo en la lista roja de la Interpol y pedir su extradición, lo que significa que la práctica se convertirá en un prisionero de la isla de Sri Lanka".

La vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores del país asiático, por su parte, le dijo por su parte a la BBC que la salida de Jayasuriyane de Brasil "ya estaba planeada".

"No ha huido, como comentan algunos medios", aseguró la vocera Mahishini Colonne.

Las acusaciones

Según Yasmin Sooka "entre 2007 y 2009, Jayasuriya estuvo a cargo de lo que ocurrió en la región de Vanni (al norte del país) y una investigación de Naciones Unidas halló que el ejército no diferenció entre civiles y combatientes".

"Lo verdaderamente espantoso fue la infame conducta de poner a la gente en zonas libres de fuego y luego bombardearles, lo cual implicó muchas pérdidas de vidas humanas", dijo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los Tigres Tamiles llegaron a ser en su momento una de las organizaciones rebeldes más sofisticadas del mundo.

Si las fuerzas gubernamentales fueron acusadas de bombardearles de manera indiscriminada, a los Tigres Tamiles se les acusa de usar a los civiles como escudos humanos y de disparar a quienes trataban de escapar.

Y en 2012, la ONU admitió que podría haber hecho más para defender a los civiles.

Las organizaciones humanitarias, sin embargo, llevan años intentando emprender acciones legales contra Sri Lanka.

Cuando terminó la guerra, varias instituciones incluyendo la ONU, pidieron una investigación independiente sobre el número de civiles muertos en las semanas finales de la guerra civil en el norte del país.

Pero autoridades dijeron que no permitirían que los tribunales ni dentro ni fuera de sus fronteras investigaran a personal militar por supuestas violaciones "ficticias" de derechos humanos.

¿Será juzgado?

Las leyes sobre demandas internacionales son complicadas.

Pero uno de los abogados que está coordinado las acusaciones contra Jayasuriya es el español Carlos Castresana Fernandez, quien trabajó en el caso contra Augusto Pinochet que obligó al expresidente chileno a pasar 18 meses bajo arresto en Londres, Reino Unido.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Pinochet regresó a Chile y nunca fue condenado.

Pinochet fue arrestado en 1998 por orden del juez Baltasar Garzón, también acusado de crímenes de lesa humanidad.

La Cámara de los Lores resolvió que Pinochet no gozaba de inmunidad y podía ser juzgado.

Pero los temores por su estado de salud permitieron que el exprimer ministro Tony Blair lo liberara y regresara a Chile.

Temas relacionados

Contenido relacionado