Estados Unidos elige a las primeras cuatro empresas que diseñarán prototipos de concreto del polémico muro de Trump en la frontera con México

Una familia mexicana junto al muro que separa la frontera entre Estados Unidos y México en Tijuana. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Casi una tercera parte de los 3.000 kilómetros de frontera entre Estados Unidos y México ya está vallado.

El polémico muro de Donald Trump en la frontera con México comenzará a tomar forma próximamente, al menos en los prototipos de cuatro empresas elegidas este jueves para su diseño.

Aunque aún las respuestas sobre quién financiará su construcción (Trump insiste en que debe ser México) continúan en la polémica bilateral, el gobierno estadounidense le puso nombre y precio a algunas de las compañías que participarán en su maquetación.

Estas son:

  • Caddell Construction Co., de Montgomery, Alabama;
  • Fisher Sand & Gravel Co de Tempe, Arizona, Texas;
  • Sterling Construction Co de Houston;
  • W.G. Yates & Sons Construction Company de Filadelfia, Misisipi.

No obstante, la corresponsal de BBC Mundo en California, Beatriz Diez, explica que estas no son las únicas finalistas, sino quienes podrán construir los prototipos de cemento.

Según Diez, la semana próxima se anunciarán otras cuatro que realizarán prototipos de otros materiales, aunque el hecho de realizar estos diseños no les garantizará su participación final en la construcción.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que los contratos con las empresas elegidas este jueves van de los US$400.000 alos US$500.000, y los bocetos deben estar listos en un plazo de un mes.

Tras la terminación de los prototipos, los expertos tardarán entonces otros dos meses para probar la resistencia y la impermeabilidad de las paredes con herramientas de mano.

El subdirector de la CBP, Ronald Vitiello, dijo que los prototipos "ayudarán a perfeccionar los estándares de diseño" del eventual muro.

Las características del muro

Aunque Trump llegó a decir que el muro se podría construir con paneles solares, los modelos encargados a estas empresas son de concreto.

Deben ser, según la CBP, de nueve metros de altura y de alrededor de otros nueve metros de ancho y serán probados inicialmente en San Diego, en el estado de California, que cuenta con el mayor número de mexicanos inmigrantes del país.

Las paredes, explicó Vitiello, contarán con conductos para cable y otras características que permitan la instalación de sensores y cámaras.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Trump insiste en que México pague por un nuevo muro.

Desde la campaña presidencial de 2016, Trump insiste en que la edificación de la barrera a lo largo de los 3.100 kilómetros de extensión en la frontera debe ser asumida por México, aunque el gobierno de Enrique Peña Nieto rechaza la construcción y, además, ha negado de forma reiterada que vaya a financiarla.

Casi una tercera parte de la frontera entre los dos países ya está cubierta por algún tipo de muro o valla, que se comenzaron a colocar durante el gobierno de Bill Clinton en 1994.

Trump aseguró durante la campaña que el costo de la edificación estaría entre los US$8.000 millones y US$12.000 millones, pero esa cifra ha sido cuestionada.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, calculó que la obra costaría entre US$12.000 millones y US$15.000 millones, mientras que las estimaciones del Departamento de Seguridad Nacional elevan la cifra hasta entre US$21.600 millones y US$25.000 millones.

Temas relacionados

Contenido relacionado