Tillerson dice que Estados Unidos está dispuesto a dialogar con Corea del Norte sin condiciones previas

Tillerson. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La crisis norcoreana es uno de los mayores desafíos de la Casa Blanca.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo este martes que su país está dispuesto a abrir un proceso de diálogo con Corea del Norte sin condiciones previas.

"Reunámonos", dijo Tillerson desde Washington, en un aparente distanciamiento de la línea anterior de exigir que cualquier negociación sea acerca del desmantelamiento del programa nuclear.

"En cualquier momento, estamos listos para hablar", agregó Tillerson. "Podemos hablar del tiempo, si quieren, o de si vamos a negociar en una mesa redonda o cuadrada".

"Luego podemos empezar a trazar una hoja de ruta de lo que podríamos estar dispuestos a trabajar en adelante".

El jefe de la diplomacia estadounidense reiteró sin embargo que su país no puede tolerar una Corea del Norte con armas nucleares.

No quedó claro si el secretario de Estado cuenta con el aval del presidente, Donald Trump, para abrir un canal de diálogo con Pyongyang.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Este año, Pyongyang realizó 20 pruebas balísticas. La última, el pasado mes de noviembre.

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte no ha dejado de crecer en medio de las pruebas de misiles de Pyongyang.

Tillerson ya había expresado antes su deseo de establecer un proceso de negociación con el régimen de Kim Jong-un, pero Trump ha calificado el asunto de pérdida de tiempo.

Los norcoreanos tampoco han mostrado gran interés en un proceso de diálogo con Estados Unidos, al menos hasta haber desarrollado la capacidad de atacar el país con misiles nucleares.

Un desafío creciente

Pese a las sanciones económicas de la comunidad internacional, Pyongyang no ha detenido su programa armamentístico. Todo lo contrario.

Este año, Pyongyang llevó a cabo una veintena de pruebas balísticas. La última de ellas, el pasado mes de noviembre.

El día 28 de ese mes, Kim Jong-un ordenó el lanzamiento de un misil balístico intercontinental y la prueba fue un éxito.

Según Pyongyang, el misil que lanzó, el Hwasong-15, es "capaz de alcanzar territorio de Estados Unidos".

El misil voló a mayor altitud que los anteriores antes de caer en aguas japonesas y los expertos consideran que ello representa una "mejora significativa" para la carrera armamentística de Corea del Norte.

No obstante, algunos analistas aún tienen dudas de que Corea del Norte tenga la capacidad de atacar el continente estadounidense con una bomba nuclear.

Contenido relacionado