Las impresionantes imágenes y cifras de la "bomba meteorológica" que golpea el noreste de Estados Unidos

Dos peatones en Nueva York Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los peatones en Nueva York luchaban para mantenerse de pie en los peores momentos de la tormenta invernal.

La tormenta invernal que ha golpeado con gran fuerza al noroeste de Estados Unidos en los últimos tres días ha descargado una gran cantidad de nieve.

Llamada por los expertos como "bomba meteorológica", este temporal ha dejado una acumulación de nieve de casi medio metro, como se registró el jueves en la localidad de Bangor, en el estado de Maine.

En grandes urbes como Nueva York las condiciones también han sido caóticas en los últimos días.

Ahí se registraron casi 25 centímetros de nieve, mientras que en Boston la acumulación superó los 33 centímetros, según informaron las autoridades locales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Incluso la mayor parte de los lagos en Central Park, en Nueva York, han quedado congelados tras las bajas temperaturas que se han registrado en los últimos días.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los neoyorkinos han visto cómo sus vehículos quedan bajo una gruesa capa de nieve durante las últimas noches.

Por primera vez en 28 años, el estado de Florida, uno de los más cálidos de la Costa Este, registró la caída de nieve en la capital estatal, Tallahassee.

Además, más de 4.000 vuelos resultaron afectados, tanto por cancelaciones como demoras, en aeropuertos tan transitados como el John F. Kennedy de Nueva York o el Logan de Boston.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La mayoría de los vuelos quedaron cancelados, mientras que otros sufrieron demoras en el aeropuerto de Boston durante el viernes.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Buena parte de la superficie del río Potomac, en la capital estadounidense, quedó practicamente congelada.

Las condiciones que genera la tormenta invernal no solo aceleran la caída de nieve, sino que también generan fuertes vientos.

En territorio canadiense se registraron rachas de hasta 160 kilómetros por hora en Nueva Escocia, mientras que en Rhode Island (EE.UU.) superaron los 100 kilómetros por hora.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En la ciudad de New Haven, Connecticut, vehículos como los autobuses de transporte público se han quedado atascados por la gran cantidad de nieve que se acumula rápidamente.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En Ontario, Canadá, una pareja desafía las bajas temperaturas y corre en un parque de la ciudad.

Además, la "bomba meteorológica" provocó el aumento de las mareas, lo que generó oleaje elevado que golpeó viviendas e inundó caminos cercanos a las costas.

La gran cantidad de agua marina en Bostonllegó a su nivel más alto registrado, excediendo por poco el nivel alcanzado durante la ventisca de 1978, según el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En la localidad de Scituate, Massachusetts, las fuertes olas golpearon severamente a los edificios en la línea costera.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los caminos se han vuelto más riesgosos para los transportistas y sus pesados vehículos que deben cumplir con sus entregas pese a las malas condiciones.

El jueves, los termómetros cumplieron 11 días marcando temperaturas gélidas récord en partes de EE.UU., que llegaron tan abajo como -37 grados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las personas de edad avanzada están entre las que más padecen por las severas condiciones del tiempo.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En la capital de Estados Unidos, Washington D.C., se han visto a personas sin hogar sufriendo por las duras condiciones del tiempo.

La nieve, sin embargo, también es motivo de diversión para niños, quienes salieron a las calles a pasar un rato de ocio pese a las bajas temperaturas.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Para algunos niños en ciudades como Nueva York, jugar con la nieve ha sido la excusa para salir a exponerse a las bajas temperaturas.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Algunos perros también toman las nevadas con algo de diversión, como esta mascota en los suburbios de Boston.

Meteorólogos señalan que este tipo de tormentas se producen en el hemisferio norte a razón de 10 veces al año.

Lo que ocurre, es que en otras ocasiones se las llama con otro nombre, como "huracanes de nieve" o "huracanes de invierno".

Por eso es posible que no hayas escuchado hablar de ellas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado