Muere el sospechoso de los misteriosos ataques con paquetes bomba que estremecieron a Austin, en Texas

Mark Anthony Conditt, Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Mark Anthony Conditt, tenía 23 años.

El sospechoso de una serie de ataques con paquetes bomba en Austin, Texas, murió tras una amplia operación policial.

El individuo, quien fue identificado como Mark Anthony Conditt, de 23 años, falleció tras detonar un artefacto cuando la policía se acercó a su automóvil en una carretera en el área Round Rock, en la capital texana, en las primeras horas de este miércoles.

El incidente siguió a al menos 4 ataques con bomba desde principios de marzo en la ciudad de Austin, que dejaron dos muertos y cuatro heridos.

Un quinto explosivo estalló en la madrugada de este martes en un centro de distribución de la empresa de mensajería Fedex, en la localidad de Schertz, a 100 kilómetros al sur de Austin.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Desde el 2 de marzo se registraron cinco incidentes con bomba en Austin, Texas.

El paquete, lleno de clavos y esquirlas, estaba programado para enviarse a Austin. Una persona resultó herida pero no requirió tratamiento.

¿Cómo se desarrollaron los acontecimientos?

El martes, la policía de Austin usó imágenes de una cámara de vigilancia del establecimiento de FedEx para identificar al sospechoso, que vivía a unos 30 kilómetros de Austin en una casa compartida.

Las autoridades lograron más tarde localizar su vehículo. Cuando los agentes de policía se aproximaron, el sospechoso detonó una bomba, que hirió a un agente. Otro de los efectivos abrió fuego.

La policía confirmó más tarde que el sospechoso murió a causa de la explosión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las explosiones comenzaron el 2 de marzo.

Desde un inicio, las autoridades consideraron que detrás de la serie de ataques que estremeció Austin desde que se produjo la primera explosión, el 2 de marzo, había una conexión.

Al principio se pensó podría haber un motivo racial, dado que los dos fallecidos y una de las heridas eran afrodescendientes, mientras otra de las lesionadas era latina.

Sin embargo, los heridos en el penúltimo ataque, registrado el domingo, fueron dos jóvenes blancos, lo que supuso un cambio.

De momento hay pocos detalles de la vida del sospechoso, quien al parecer compartía casa con dos personas que están cooperando con la policía.

Medios locales aseguran que el joven fue educado en casa por sus padres en su adolescencia y que entre 2010 y 2012 asistió a la universidad en Austin pero no terminó sus estudios.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado