Mercedes regresa desafiando a sus rivales

París Auto Show
Image caption Dado el renacimiento que experimenta en el mercado, 2010 podría ser una año histórico para Mercedes.

Derrapar en un Mercedes C63 es una forma interesante de marcar el 125 aniversario de la empresa dueña de la marca alemana, Daimler.

Con los controles de estabilidad apagados, su motor de 6,3 litros y 449 caballos de fuerza hace que las ruedas patinen en el pavimento de la pista de pruebas del Mercedes World; sin embargo, al presionar el botón electrónico de estabilidad, el coche se reacomoda y retoma el rumbo.

La experiencia refleja cómo el fabricante que durante años fue el número uno perdió su puesto, y cómo ahora recupera terreno en busca del sitial de honor.

Empujado hasta el tercer lugar en el segmento de los autos de lujo, detrás de BMW y Audi, hoy las ventas mundiales de Mercedes están al alza.

Durante los primeros seis meses de 2010, la marca superó a Audi en términos de ventas. Y en el decisivo mercado estadounidense, Truecar.com predice que Mercedes pronto dejará atrás a la japonesa Lexus.

Con la acogida que obtuvo su nueva línea de modelos, se consolida como un rival a temer.

"Daimler puede enorgullecerse de su variedad de modelos en las ventas de autos de pasajeros", dice un informe reciente de IHS Global insight, que predijo "un desempeño sumamente mejorado en la división de coches de pasajeros" de la empresa.

Frank Schwope, experto en la industria automotriz del Norddeutsche Landesbank, también es optimista.

"Luego de sobrevivir la crisis, Daimler regresa fortalecido a la carrera por el liderazgo entre los fabricantes de autos de lujo", afirma.

Calidad y confiabilidad

Image caption Los coches de performance vuelven más atractiva la imagen de Mercedes.

Permanecer a la delantera en el mercado de autos de lujo implica un proceso muy caro, que requiere la producción de autos de performance que hagan más deseable la marca.

El caballo de batalla de Mercedes es el nuevo superauto SLS coupé.

Dar con él una vuelta de prueba da una idea del tipo de tecnologías que en el futuro podrían llegar a los modelos más comunes, como los coches de clase C y E que conforman el grueso de las ventas.

Aunque el desempeño de estos superautos atraigan atención, no es ningún secreto que a la hora de comprar, los clientes de Mercedes tienden a ser más racionales que apasionados.

"La reputación de buena calidad y confiabilidad es uno de los criterios de compra más importantes para el dueño de un Mercedes", explica J. D. Power, una empresa que estudia la satisfacción del cliente.

En los últimos años se comentó que la calidad de Mercedes había bajado.

La empresa respondió manteniendo la inversión incluso durante la recesión, destinando un presupuesto anual de US$5.500 millones para que su director de investigación y desarrollo, Thomas Weber, propusiera modelos mejorados.

"Ninguna otra empresa -a excepción de la industria armamentista- se gasta estas cantidades en investigación y desarrollo", dice un empleado de la empresa, a pesar de que Toyota dice que invierte mucho más.

Como resultado, desde principios del verano boreal Mercedes encabeza la lista de autos preferidos en la encuesta de J. D. Power en Alemania, un sitio que hasta ahora parecía reservado para los fabricantes japoneses.

Máquina de dinero

Este renacimiento de Mercedes ha tenido un fuerte impacto en los resultados de la empresa.

En las últimas cifras publicadas, correspondientes al trimestre de abril a julio, se percibe un giro en U en sus ganancias operativas, que totalizaron US$2.900 millones contra una pérdida de US$1.380 millones en el mismo período, el año anterior.

Image caption Las ventas de camiones y autos utilitarios acompaña la de modelos de lujo.

Cuando se publicó esa información, el director ejecutivo del grupo, Dieter Zetsche retocó al alza sus cálculos de ganancias anuales, de US$5.500 millones a US$8.000 millones, antes de descontar interés e impuestos.

El departamento de automóviles genera el grueso de las ganancias, aunque éstas también han sido impulsadas por un aumento del 55% en la ventas de camiones y un aumento del 42% en las ventas de camionetas en el primer semestre, comparado con el mismo período del año anterior.

Mercedes estima que las ventas de autos utilitarios permanecerán fuertes mientras avanza la recuperación de la economía mundial.

Dadas las previsiones positivas tanto para la división de autos de pasajeros como la de vehículos utilitarios, las probabilidades de que 2010 se convierta en un año histórico para Mercedes no dejan de aumentar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.