Última actualización: Lunes, 4 de octubre de 2010

"Estamos contentos por el rescate pero preocupados por la salud de los mineros"

Niña juega en el campamento donde permanecen los familiares de los mineros atrapados

Para mí, lo más importante de este fin de semana es que pude hablar con papá. Lo vi más alegre y animado que otras veces y creo que se debe a que él sabe que el rescate está cerca y pronto estará con nosotros.

Él estuvo preguntando por otros miembros de la familia, por sus otros hermanos, preguntó por nuestras vidas, también bromeamos de repente. Está contento, muy animado, de verdad está mejor que otras veces y pienso que es porque le queda menos tiempo allá abajo, ya son casi 60 días.

Mis hermanos y yo tenemos contacto con él todos los fines de semana -al igual que el resto de los mineros y sus familiares- así que hacemos todo lo posible por no faltar a esa cita, es una obligación por así decirlo.

El gobierno y los rescatistas tienen todo preparado pero nosotros no tenemos preparado nada porque no sabemos en qué condiciones de salud va a salir mi papá y el resto de los mineros

Aunque entramos los cuatro juntos para hacer la conexión con la profundidad de la mina, son apenas ocho minutos que hablamos con él y es difícil decir tantas cosas en tan poco tiempo... pero por lo general nos turnamos para hablar con él y decirle que lo queremos mucho, que lo extrañamos, y también le damos ánimo para que él se sienta bien.

Por lo general, casi no hablamos mucho sobre el rescate en sí, sino sobre otras cosas que le den ánimo. Sobre el rescate sólo le dijimos que le quedaba poco para salir, nada más. Sólo decimos lo justo y necesario, todo por recomendación del psicólogo.

En cuanto a las labores de rescate tengo entendido que hay una máquina parada, la del plan A, por reparaciones. Va a estar parada cuatro días. La máquina petrolera del plan C, tuvo un pequeño desperfecto pero está todo arreglado. En cuanto a la máquina del plan B en general ha estado trabajando bien. Los retrasos hasta ahora no han sido por un tiempo importante, no ha sido nada trágico.

Desde que los mineros quedaron atrapados el 5 de agosto, nuestra rutina durante la semana es complicada y uno anda apurado porque además de hacer las cosas diarias -como enviar a los niños a la escuela, ir al trabajo, etc- todos los días a las 3 p.m. alguno de nosotros tiene que subir al campamento para asistir a una reunión donde se nos informa sobre cómo marcha el rescate.

Eso dura hasta más o menos las 7p.m. y es cansador, porque después hay que hacerse cargo de los niños y de las cosas de la casa.

De nuevo a vivir al campamento

Esta semana estamos alegres, contentos y felices tras la noticia de que falta poco para que los mineros sean rescatados. Pero también somos cautelosos y estamos preocupados porque aunque sabemos que los trabajos para rescatarlos marchan bien, no sabemos cuál va a ser el estado de salud de papá.

El gobierno y los rescatistas tienen todo preparado, pero nosotros no tenemos preparado nada porque no sabemos en qué condiciones de salud va a salir mi papá y el resto de los mineros.

Familiares de los mineros chilenos atrapados

Esta semana se anunció que los mineros serían rescatados antes de lo previsto.

Lo que sí sabemos es que tan pronto lo saquen mi papá va a ir directo al hospital de Copiapó para que le hagan una evaluación médica.

Y entonces las visitas y todo eso ahora va a depender de los médicos. Además, hay que trabajar sobre su estado de ánimo, así que después del rescate todo dependerá también de lo que diga el psicólogo.

Por ello no tenemos planes concretos de fiesta. Los planes que sí tenemos es el de instalarnos de lleno nuevamente en el campamento. Nos quedaremos allá hasta que lo saquen. Nos vamos para allá este fin de semana porque una vez que terminen las excavaciones, comenzarán a entubar y eso se demora como cuatro días, posteriormente sí comienzan directamente las labores de rescate.

En el campamento están muchas cosas ya armadas, lo que llevaremos esta vez será ropa, cosas para comer, y ahora nos estamos organizando para pedir permiso en los trabajos, etc.

Esta experiencia, sin duda muy mala, ha servido para que nuestra familia se una aún más, para que nos importe el más pequeño detalle de lo que pasa en nuestras vidas y apreciemos a ese vecino o amigo que nos ofreció ayuda o incluso una palabra de aliento. También para que nos acordemos de que Dios está allí, porque a veces lo olvidamos.

Diario de los familiares

Durante las labores de rescate, los familiares de Omar Reygadas, uno de los 33 mineros chilenos atrapados bajo tierra, nos contaron su larga espera en este diario.

Tanto ellos como nosotros agradecemos sus mensajes de aliento y su participación en cada una de las entradas. clic Lea algunos de los comentarios que hemos recibido.


Mineros bajo tierra

  • más noticias

  • Diario de la espera

    • Días anteriores

  • Efectos

  • En fotos

      • MINEROS / CHILE: EN VIDEO

        • VeaDur: 01:46

        • VeaDur: 00:31

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.