Premio Nobel de Medicina para el creador de la fecundación in vitro

Robert Edwards con Robert Patrick Peter Laird
Image caption Edwards revolucionó el mundo de la medicina. Aquí con el bebe probeta 2500.

Revolucionó el tratamiento de la fertilidad humana, creó un hito en la medicina moderna y otorgó a millones de personas estériles en el mundo la posibilidad de tener hijos.

Por todos estos reconocimientos el médico británico Robert Edwards obtuvo este lunes el Premio Nobel de Medicina por desarrollar la fecundación in vitro.

El conocido como "padre de los niños probeta" se lleva así lo que es considerado como el máximo reconocimiento al que puede aspirar un científico y que es concedido cada año por el Instituto Karolinska de Suecia y está dotado con diez millones de coronas suecas (US$1,5 millones).

Edwards nació en Manchester y estudió en las Universidades de Gales y Edimburgo, en Reino Unido. Se doctoró en esta última con una tesis sobre el desarrollo de los embriones.

El investigador de 85 años ha trabajado en el tratamiento de la infertilidad desde 1950, cuando ya tuvo la visión de que fecundar óvulos fuera del cuerpo humano era un área de investigación que podría dar frutos.

En 1963 comenzó a trabajar en la Universidad de Cambridge, organización a la que actualmente todavía pertenece, y allí fundó con el desaparecido científico Patrick Steptoe el primer centro de investigaciones para la fecundación in vitro, Bourn Hall.

Cuatro millones

El logro de Edwards reside en haber sido capaz de extraer el óvulo del cuerpo de la mujer, averiguar cuándo está preparado para ser fertilizado, activar los espermatozoides para que fecunden este óvulo en una probeta y volver a insertarlo en el cuerpo de la mujer.

Como resultado del éxito en cada uno de estos procesos vio la luz la británica Louise Brown, la primera niña probeta que nació en el mundo en 1978.

Este hecho abrió las puertas a una revolución en el tratamiento de la infertilidad humana, se encontraba una posible solución para la frustración y ansiedad que sufren los 3,5% personas de la población mundial y el 10% de las parejas que no son capaces de tener hijos de forma natural.

Desde 1978, cuatro millones de personas han nacido en el mundo utilizando este método que fue compartido y mejorado por Edwards y sus compañeros con otros científicos en el mundo.

El Instituto Karolinska reconoce que como consecuencia de este hecho surgió un nuevo campo de investigación médica y que Edwards jugó un papel fundamental al liderar todo el proceso que culminó en el éxito de la fecundación in vitro.

Sus contribuciones representan, según dice la Academia, un "hito en el desarrollo de la medicina moderna" y también calificó el nacimiento del primer bebé probeta como "un hecho histórico".

"La fecundación in vitro es una terapia establecida cuando el esperma y el óvulo no pueden encontrarse en el interior del cuerpo", afirmó en un comunicado, que también destacó que muchos de los niños probetas ya han tenido a su vez hijos y es, por tanto, un método seguro.

Barreras morales

Image caption Edwards y su mujer junto a la primera niña probeta, Louise Brown, y su hija en el 30 aniversario de la fecundación in vitro.

Para dar este gigantesco salto en la historia de la reproducción humana Edwards y Steptoe tuvieron que vencer también barreras morales.

La cuestión de la reproducción artificial resultaba polémica en la década de los 70 y había partes de la sociedad, de la iglesia y la comunidad científica que se oponían moralmente y argumentando aspectos éticos.

El Medical Research Council decidió no seguir financiando su investigación a pesar de los prometedores resultados inciales.

La esposa de Edwards, quien se encuentra retirado por problemas de salud, afirmó que estaba "encantado con la noticia".

Los premios Nobel de Medicina se han otorgado desde 1901 a las personas que con sus investigaciones científicas han hecho contribuciones notables a la sociedad.

De este martes al viernes se esperan los anuncios de los premios en Física, Química, Literatura y Paz. Se finalizará con la entrega del Premio Nobel de Economía el próximo lunes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.