Ecuador: gobierno sube sueldos de policías y militares

Cuatro días después de la revuelta policial en contra de una ley que eliminó bonificaciones que percibían los miembros de las fuerzas del orden, este lunes el gobierno ecuatoriano anunció un importante incremento de sueldos para miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Image caption El gobierno dice que el aumento no está relacionado con la revuelta del jueves.

El aumento salarial de entre US$400 y US$570 responde a una política de homologación salarial emprendida por el gobierno y será pagado de manera retroactiva desde enero de 2010, según lo dieron a conocer el ministro de Defensa, Javier Ponce, y el ministro del Interior, Gustavo Jalkh.

Los valores de incremento correspondientes al período enero a septiembre de este año serán cancelados en los próximos días, mientras que el pago salarial de octubre ya vendrá con el aumento salarial.

Como ejemplos, el ministro Ponce señaló que un capitán que hoy tiene un sueldo de US$1.600, con la homologación salarial percibirá US$2.140, mientras que un mayor que ahora gana US$1.870 pasará a recibir US$2.280.

El ministro aseguró que el incremento salarial para policías y militares anunciado este lunes no está relacionado con la sublevación policial del pasado jueves.

"A partir de agosto, el presidente fue muy enfático en decir que ese reconocimiento se tenía que dar porque se había cometido una inconsistencia, una injusticia en el proceso de homologación (…) Es lamentable que las fechas hayan coincidido, pero es un tema que estaba definido con anterioridad", manifestó el funcionario.

En cuanto a las bonificaciones eliminadas por la Ley de Servicio Público, que este lunes entró en vigencia, Ponce manifestó que dichos beneficios se mantendrán hasta diciembre de este año.

Lea también: Ley universitaria a la medida de Correa

Investigaciones

El fiscal general de Ecuador, Washington Pesántez, dijo este lunes que avanzan las investigaciones en torno a la jornada de conflictividad del pasado jueves con el fin de determinar presuntos responsables del cometimiento de delitos como secuestro y tentativa de asesinato al primer mandatario.

Image caption Jalkh y Ponce anunciaron la medida.

De su lado, el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, señaló que los miembros de la Policía que habrían sido engañados para propiciar su participación en la revuelta del 30 de septiembre no serán enjuiciados penalmente.

"Los policías que fueron engañados, a quienes les mintieron diciéndoles que el gobierno los había perjudicado, esos policías no van a ser encausados penalmente", dijo Mera.

El secretario jurídico manifestó que "quienes dispararon contra el Presidente de la República, quienes organizaron un magnicidio, le dispararon al carro, atentaron contra la vida del ministro de Gobierno, quienes pegaron al secretario de la Administración y al canciller, esas personas deberán ser castigadas".

Este martes concluye el estado de excepción decretado por el gobierno ecuatoriano tras la sublevación policial.

Entre tanto, según lo dio a conocer el ministro del Interior, el personal policial del Regimiento Quito, donde se inició la insubordinación del jueves, ha sido redistribuido y varios oficiales han sido cambiados a labores administrativas como parte de la estrategia para evitar nuevas revueltas.

Lea también: Unasur prepara cláusula democrática

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.