Piratas mexicanos de agua dulce azotan la frontera

Patrulla de la guardia costera de EE.UU. (Foto de archivo)
Image caption Las autoridades de EE.UU. han advertido a sus ciudadanos que no crucen la frontera acuática con México para evitar ser asaltados.

La esposa de un estadounidense que al parecer fue atacado por piratas mexicanos en el Lago Falcon, en la frontera entre México y Estados Unidos, pidió este martes al gobierno mexicano una investigación sobre la suerte de su marido.

Tiffany Hartley envió una carta al consulado mexicano en la ciudad de McAllen, Texas, con un informe sobre el incidente ocurrido el jueves de la semana pasada en el lago fronterizo, parte de la cuenca del Río Bravo, informó a BBC Mundo el alguacil del texano condado de Zapata, Sigifredo González.

Según el recuento de los hechos de la esposa, su marido, el esquiador estadounidense David Michael Hartley, fue atacado por hombres armados en el lado mexicano del Lago Falcon.

Hartley recibió un disparo en la cabeza mientras que su mujer -con quien había cruzado al lado mexicano en motos de agua - fue perseguida por los “piratas” en una nave comercial hacia el territorio de EE.UU.

El cuerpo del hombre no ha podido ser encontrado en las aguas estadounidenses a pesar de la intensa operación de búsqueda lanzada por la policía local desde el mismo jueves.

Dudas mexicanas

Las autoridades mexicanas habían expresado sus dudas sobre el incidente. Sin embargo, González afirmó a BBC Mundo que “por lo que sabemos estamos seguros de que ocurrió".

"El gobierno mexicano pidió un informe formal y ella (la esposa de Hartley) cumplió con el requisito", añadió el sheriff.

Por su parte, fuentes del gobierno de EE.UU. informaron a BBC Mundo que el Departamento de Estado se ha comunicado con el gobierno de México mientras en ese país se busca el cuerpo de Hartley.

Mientras, Matthew Chandler, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) indicó que a la vez que la secretaría “extiende nuestro más sentido pésame a la familia del señor Hartley, entendemos que las autoridades mexicanas participan en el esfuerzo de búsqueda y el gobierno de EE.UU. ha ofrecido ayuda”.

"Federales"

La existencia de “piratas mexicanos” en el Lago Falcon ha salido a relucir tras el incidente del pasado jueves.

Según los informes, los hombres, portan fusiles AK-47 y se identifican como “federales”, pero sus tatuajes con la letra Z los delata como miembros del cartel mexicano.

“Los hemos llamado piratas porque a partir de mayo pasado hubo una serie de atracos de estos hombres a pescadores estadounidenses que cruzaron al lado mexicano a pescar”, dijo el sheriff González a BBC Mundo.

A partir de los ataques de principios de año, el DHS de Texas aconsejó a los residentes no cruzar la frontera acuática.

El alguacil admitió que nunca ha visto a los mexicanos armados, pero indicó que, de acuerdo a información oficial de inteligencia, son individuos que han trabajado para el cartel mexicano de la droga Los Zetas.

“Los Zetas no le han pagado y ellos están buscando dinero”, agregó González.

Ola de agresiones

El incidente en el que aparentemente falleció Hartley es el primer caso en que un estadounidense ha sido víctima de los disparos de los mexicanos armados que generalmente viajan por las aguas del Lago Falcon en naves comerciales.

Pero el caso se agrega a la oleada de agresiones en el lago de parte de los “piratas” a navegantes de EE.UU. que cruzan a aguas mexicanas.

“Nuestro consejo es, que la gente se mantenga del lado de EE.UU. que por el momento es bastante seguro”, añadió el alguacil. “Si ven que se les acerca un barco comercial mexicano, diríjanse a tierra inmediatamente”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.