El dedazo de Cattelan seguirá frente a la bolsa de Milán

LOVE
Image caption La escultura, frente a la bolsa de Milán, parece contener un mensaje anticapitalista. Cattelan lo niega.

La obra de Maurzio Cattelan continúa causando polémica. La última creación del artista italiano vivo más conocido: una enorme mano esculpida en mármol. Eso sí, mano cerrada y dedo medio al aire.

El gesto es inconfundible. La obra se llama L.O.V.E. ("amor", en inglés) pero, como casi no podía ser de otra forma, es popularmente es más conocida como "el dedo medio".

¿Y por qué éste no es simplemente otro "dedazo"? ¿Sólo porque es obra del siempre controvertido Cattelan? Pues por eso, pero también porque ha sido instalada provisionalmente frente a la bolsa de Milán. ¿Un mensaje anticapitalista? No, según el artista.

En la piazza d’Affari (plaza de los negocios) estará hasta que termine una retrospectiva de la obra del artista el próximo 24 de octubre.

Image caption La obra más conocida de Cattelan representa a Juan Pablo II derribado por un meteorito.

Ya se han alzado voces entre los admiradores del artista para que ése sea el hogar permanente del dedo de mármol.

Así que la polémica está servida. Como señala Mark Duff, de la BBC, no todo el mundo comparte el entusiasmo de los seguidores de Cattelman.

"Asquerosa"

No son pocos quienes piensan que "el dedo medio" no se merece un espacio en la misma ciudad que alberga tesoros artísticos como "La última cena" de Leonardo da Vinci.

"Un insulto a los siglos de arte italiano" o "asquerosa", así describen la obra sus detractores.

Entre los que defienden la estatua está Massimiliano Finazzer Flory, responsable del área de cultura del Ayuntamiento milanés.

Finazzer quiere que esté frente a la bolsa hasta el próximo año, cuando sería trasladada al nuevo museo de arte moderno. Idea que lleva inevitablemente a una cuestión: ¿quién paga? Cattelan no es barato.

Un ejemplo, la obra más controvertida del escultor, una estatua del papa Juan Pablo II derribado por un meteorito, alcanzó los US$3 millones la última vez que pasó por una casa de subastas.

Contenido relacionado