Última actualización: Martes, 26 de octubre de 2010

Qué puede cambiar con las elecciones en EE.UU

Estados Unidos celebra elecciones de mitad de período el 2 de noviembre de 2010 y su resultado determinará la dirección política que tomará el que todavía es el país más poderoso del planeta.

Haga clic en las pestañas para ver gráficos.

Claves


¿Qué son las elecciones de mitad de período?

Se llaman así porque se producen cuando han pasado dos de los cuatro años en que el presidente está en el poder, aunque los comicios son en realidad para elegir el Congreso -el Senado y la Cámara de Representantes-, además de gobernadores, alcaldes, jueces y hasta para votar por propuestas particulares en cada estado.

En el Congreso, un total de 435 miembros de la Cámara de los Representantes se enfrentan a la decisión de los votantes, como ocurre cada dos años. Pero en el Senado sólo una tercera parte de los escaños salen a votación cada vez: en esta ocasión, 37.

Este año habrá 37 elecciones gubernamentales, se disputan 18 alcaldías de ciudades importantes, serán elegidos cientos de jueces y se votará para posiciones como tesoreros, fiscales, directores de educación, etc. en toda la nación.

Además, el electorado deberá dar su veredicto respecto a 150 medidas propuestas, como la legislación de la marihuana en California y nuevas reglas para la crianza de perros en Missouri.

¿Por qué no se votan todos los asientos a la vez?

El sistema estadounidense está diseñado para que exista superposición, tanto en términos del poder de los distintos organismos como de cuándo son elegidos los representantes de los mismos.

La Cámara de los Representantes es la más amplia de las dos cámaras del Congreso. Se estableció para ser un organismo popular, y el número de escaños de cada estado está relacionado con el tamaño de su población. La idea era que reflejase rápidamente y de forma directa el ánimo del público y ésta es la razón por la que sus miembros se eligen cada dos años.

El Senado fue establecido como un organismo más reflexivo y su plazo de funcionamiento es de seis años. Cada estado tiene dos senadores independientemente de su tamaño.

¿Por qué las elecciones de mitad de período son importantes?

Lo que está en juego es el control del Congreso, la rama legislativa del Gobierno estadounidense. En relación a las elecciones de noviembre de 2010, el Partido Demócrata cuenta con la mayoría en ambas cámaras, aunque en las elecciones de enero de 2010 perdió su "supermayoría" en el Senado (60 votos). Como resultado de esto, los republicanos pueden bloquear o retrasar una propuesta de ley en el Senado si se oponen de forma unánime a ella.

Los demócratas mantienen el control de 58 escaños en el Senado (incluyendo los dos escaños de partidos independientes que se aliaron políticamente con ellos) y tienen una mayoría de 40 escaños en la Cámara de los Representantes.

¿Influye estar ya en ejercicio del cargo?

Como ocurre con los presidentes, aquellos miembros de las dos cámaras que históricamente han mantenido un escaño tienen una ventaja sobre sus adversarios.

Sin embargo, el partido del presidente en el poder frecuentemente pierde algunos escaños en las elecciones de mitad de período.

Este año, las encuestas apuntan a un inusualmente alto nivel de insatisfacción con los miembros en el cargo.

En una encuesta reciente de New York Times/CBS News, 63% de los consultados expresó su disgusto contra los demócratas. Hubo sólo un grupo que les gusta menos: los republicanos.

¿Qué pasa si los demócratas pierden la Cámara de Representantes y el Senado?

Los estadounidenses utilizan el término "gobierno dividido" para describir la situación en la que diferentes partidos controlan el Congreso y la Presidencia. 12 de los 18 ciclos electorales pasados han producido gobiernos divididos.

En determinados momentos, el gobierno dividido supone una relación de disputa enconada entre el presidente y el Congreso. Por ejemplo, un Congreso controlado por los republicanos cerró efectivamente servicios gubernamentales no esenciales en períodos cortos entre 1995 y 1996 porque el entonces presidente Bill Clinton se negó a realizar ciertos recortes presupuestarios.

En la mayoría de los casos, sin embargo, los presidentes son capaces de desarrollar una relación de trabajo con los líderes del Congreso y los partidos de la oposición.

Como el presidente no es un miembro del Congreso y su único poder directo sobre la labor de éste es su capacidad para vetar propuestas de ley, aprobar una legislación es siempre un proceso de negociación, incluso cuando el mismo partido controla el Congreso y la Casa Blanca.

Balanza de poder

El Partido Demócrata ganó la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado en 2008, pero los republicanos tienen la posibilidad de tomar el control en una o ambas cámaras en noviembre.

Gráfico ilustrando la relación de poder entre partidos en la Cámara de Representantes de EE.UU.

Para tener la mayoría en la Cámara de Representantes, hay que contar con 218 de sus 435 escaños, así que los demócratas pueden perder 37 curules y mantener el control. Si los republicanos se hacen a 40 sillas, recuperarán la mayoría que perdieron en 2006.


Gráfico ilustrando la relación de poder entre partidos en el Senado de EE.UU.

En el Senado, dos senadores independientes votan con los demócratas, lo que les dio la indispensable mayoría de 60 desde enero de 2009 para ser inmunes a las maniobras obstruccionistas de la oposición. Pero la muerte del senador de Massachusetts Edward Kennedy y la victoria del republicano Scott Brown en la elección para reemplazarlo en enero de 2010 puso fin a esa situación.

Y en junio de 2010, el senador de Virginia Occidental, Robert Byrd, murió, lo que redujo el total de senadores democráticos a 56.

Pérdidas y ganancias desde 1946

Gráfico sobre ganancias y pérdidas de escaños en la historia

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.