ONU y OEA: democracia en América Latina está bajo amenaza

Efectivos del ejército y partidarios del gobierno ecuatoriano.
Image caption La rebelión policial contra el presidente Correa, en Ecuador, es una instancia de lo que preocupa a la ONU y la OEA.

Un informe de las Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA) publicado el martes revela la creciente preocupación con hechos recientes en el continente, tales como los sucesos de Honduras y la reciente rebelión policial en Ecuador.

El estudio, titulado "Nuestra Democracia", destaca que la región ha vivido el periodo más prolongado de regímenes democráticos, pero al mismo tiempo advierte que la calidad de la democracia se ha venido deteriorando.

El texto fue elaborado con la participaron de más de un centenar de analistas, treinta y dos presidentes o ex presidentes, más de doscientos líderes políticos o sociales, y se basó en la encuesta de diecinueve mil ciudadanos.

Causas

Segun el informe, el deterioro de la institucionalidad se debe a la desigualdad de riqueza y poder, la débil participación popular en los asuntos públicos, la corrupción pública y privada, la inseguridad ciudadana y la debilidad estatal.

Todo eso está causando una creciente frustración en la población.

Si bien los tiempos han cambiado y ya no se ven militares en las calles y juntas presidiendo el país, las amenazas a la democracia adoptan nueva forma.

Honduras es un ejemplo de búsqueda de una fachada institucional a una interrupción del proceso democrático.

Los sucesos en Ecuador fueron un grado menor, pero igualmente preocupante, en tanto una organización básica del estado, la fuerza policial, usó las armas que le da la sociedad para su función específica en una reivindicación salarial.

En este caso falta determinar en qué medida hubo apoyo civil y un intento concreto de desestabilizar.

Proposición de reforma

En este marco, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, propuso una reforma del sistema interamericano que cree un mecanismo de alerta dentro de la OEA para prevenir golpes de Estado.

En qué medida servirá este mecanismo, u otros, es algo que está por verse.

El golpe en Honduras terminó triunfando mientras que en Ecuador el gobierno siguió en el poder. En ambos casos la condena internacional fue la misma: el éxito dependió más del poder interno relativo de los presidentes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.